INICIO REGLAMENTO DEL PROGRAMA INSTITUCIONAL DE TUTORÍAS DE PREGRADO EN LA FACULTAD DE MEDICINA GLOSARIO DE TÉRMINOS

Secretaría General

Tutorías

Bienvenid@

Mtra. Mónica A. Ramírez Arrieta

facmed.programatutorias@gmail.com

Tutorías
Teléfonos: 5623 2152
Fax: 5623 2155

Semblanza

El Programa Institucional de Tutorías en la Facultad de Medicina surge en 2003  buscando contribuir a la formación integral del estudiante a través de reforzar la adaptación del alumno de nuevo ingreso, orientarlo durante sus estudios y prepararlo para formar parte de una nueva cultura del conocimiento y de la información.

En la Facultad de Medicina la tutoría representa una estrategia ideal de atención personalizada para el estudiante, que permite apoyarlo, conocer sus intereses, necesidades, habilidades, identificar sus dificultades de tal manera que pueda   aprovechar  los recursos de la institución.

El Programa Institucional de Tutorías fue aprobado por el H. Consejo Técnico el 29 de febrero de 2012 y el Reglamento del Programa se aprobó el 9 de mayo y ambos se aplicaron a partir del ciclo escolar 2012-2013.

Antecedentes

En algunas instituciones mexicanas de educación superior, el enfoque tutorial de apoyo al estudiante de nivel de licenciatura es de reciente aparición. Su impulso se debió al interés por el mejoramiento de la calidad y la eficiencia de dichas instituciones. Particularmente, surgió con la finalidad de resolver problemas relacionados con la deserción, con el abandono de los estudios, con el rezago y con la baja eficiencia terminal (ANUIES: 2000).

En el caso de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), este enfoque se inició dentro del Sistema de Universidad Abierta, en las modalidades individual y grupal, por lo que sus orígenes no estuvieron vinculados con los problemas antes mencionados; sin embargo, la UNAM, atendiendo la propuesta de la ANUIES, también ha impulsado la tutoría en el sistema escolarizado, pero recuperando las experiencias previas que en la institución se habían dado. En este sentido, cada una de las facultades y escuelas fueron construyendo programas de tutoría de acuerdo a sus propias condiciones, búsquedas y expectativas.

Actualmente, se considera que la tutoría es responsabilidad tanto de la institución como del docente y que es necesario fortalecerla brindando mejores condiciones para su desarrollo a partir de sus avances y logros para que sea reconocida como un derecho del estudiante (DGOSE: 2010).

En el 2003, con el fin de coadyuvar al incremento de la eficiencia terminal y disminuir los índices de reprobación y deserción del estudiantado, en la Facultad de Medicina, se crea el Programa Institucional de Tutorías. Este Programa busca contribuir a la formación integral del estudiante a través de reforzar la adaptación del alumno de nuevo ingreso, orientarlo durante sus estudios y prepararlo para formar parte de una nueva cultura del conocimiento y de la información.

Concepto de tutoría

El Programa Institucional de Tutorías de la Facultad de Medicina concibe a la tutoría como una modalidad de actividad docente que permite, a través de acciones estructuradas, acompañar al estudiante en su proceso formativo.

Por su parte, el Dr. Uribe Elías (1990) menciona que la tutoría debe ser un esfuerzo formal para favorecer la solución, aunque sea de manera parcial, de los problemas planteados por los alumnos.

Para la Dirección General de Evaluación Educativa de la UNAM, la tutoría “se ha convertido en un recurso ampliamente utilizado para apoyar, de manera más directa e individual, el desarrollo académico de los alumnos” (DGEE: 2005). Este apoyo debe ser sistematizado y tiene que “guardar relación con los tres aspectos fundamentales de todo proceso educativo: adquisición de información, desarrollo de habilidades y destrezas y, formación integral de la persona” (Amezcua: 2004).

Diagnóstico de necesidades

Como ya se mencionó, en el 2003, surgió el Programa, prestando especial atención a los alumnos becarios. Una de las razones de su surgimiento fue que, en el ciclo escolar 2002-2003, se presentaron marcadas dificultades en el aprovechamiento escolar. En el Informe de Labores 2003 de la Facultad de Medicina, se encuentran datos como los siguientes:

En estudios de seguimiento de los alumnos con tutor  realizados en el ciclo escolar 2007-2008, en el PIT se encontró que:

Es importante mencionar que en los ciclos escolares 2007-2008 y 2008-2009  únicamente se asignó tutor a los alumnos que tenían Beca del Programa Nacional de Becas de Educación Superior (PRONABES) y que los alumnos al no acreditar todas las materias también perdían el apoyo económico.

En 2007-2008 se realizaron ajustes en el Programa para garantizar la asistencia del alumno a la tutoría. Una primera acción fue localizar a los alumnos que asistían a las clases de la plantilla de tutores académicos, para canalizarlos con ellos. Esta acción permitió que el contacto alumno-tutor fuera constante a pesar de que no estuvieran obligados dentro del programa. Además, se implementó un documento de registro de las sesiones de tutoría (lugar, fecha y hora) en el que el tutor indica si el alumno asistió a la sesión programada. Esto permitió que, durante el ciclo escolar, un mayor porcentaje de alumnos acudieran con su tutor por lo menos en cuatro ocasiones.

En el seguimiento realizado en el ciclo 2008-2009, se encontró que, en el primer año de la licenciatura:

Los datos anteriores permiten considerar que la tutoría tiene un impacto positivo en la acreditación del primer año; es decir, factores como la orientación académica y el apoyo de un profesional, aunados al apoyo económico, constituyen una cierta “protección institucional” para los alumnos becarios.

En el segundo año, en el seguimiento se encontró que:

Por lo tanto, en el registro de los dos años, se puede observar que la tutoría es importante para disminuir los índices de reprobación y que debe dirigirse a los alumnos de primer año.

Características de la población de primer año

Según el Informe de Actividades 2010 de la Facultad de Medicina, en la generación 2011, se matricularon 1,652 alumnos. De los cuales, 1,147 son de nuevo ingreso y 505 son recursadores. Las características de estos estudiantes de nuevo ingreso son:

En el “Examen diagnóstico de conocimientos de los alumnos de primer ingreso” que aplica institucionalmente la Dirección General de Evaluación Educativa, los resultados obtenidos por esta generación son: 51% de aciertos en conocimientos generales, 69% de aciertos en español. En cuanto al dominio de la lengua inglesa, 35% quedó ubicado en inglés intermedio, el 14% en inglés principiante, el 17% en inglés principiante bajo y el 34% no clasificó.

Además de los datos anteriores, en el Programa Institucional de Tutoría se ha identificado que, en el ámbito académico, los estudiantes de primer ingreso:

Desde el ámbito personal, otros indicadores relevantes son:

Otro punto importante para la intervención en la tutoría que, se sabía de antemano, es la falta de recursos económicos, que no permiten un desarrollo adecuado y que afecta emocional y físicamente a los alumnos.

Objetivo general

Las tutorías tienen como objetivo general:
Atender las necesidades académicas, orientar y apoyar a los estudiantes en su proceso de formación profesional. Como actividad complementaria a la docencia permite orientar a los alumnos con base en el conocimiento de sus problemas y de sus necesidades académicas, así como de sus inquietudes y aspiraciones profesionales.

Objetivos específicos

Perfil del tutor

Rodríguez (2004), señala que los rasgos fundamentales del perfil de un acompañante académico son disposición y compromiso para trabajar arduamente con los estudiantes asesorados y, por consiguiente, conocer las necesidades y puntos de oportunidad en las diferentes etapas formativas que tiene el alumno a lo largo de la carrera.

Para ser identificado como parte de la plantilla de tutores del Programa también debe cubrir ciertos requisitos de corte académico como: ser profesor de carrera o de asignatura experto en su disciplina y estar identificado con tareas de corte sustantivo dentro de la Universidad, para lo cual debe estar en constante actualización con respecto a sus conocimientos.

Por último, debe estar capacitado como tutor para conocer las opciones que tienen los alumnos y los límites que ambas partes tienen durante este proceso, además, debe conocer las instancias institucionales para canalizar a los alumnos en una circunstancia particular.

Funciones del Tutor

Programa de Formación de tutores

De acuerdo con el perfil antes mencionado, una actividad fundamental para la implementación del Programa Institucional de Tutorías es la formación de los docentes como tutores, por lo que se considera relevante como estrategia institucional un Programa de Formación de Tutores.

El programa consta de tres etapas:

I. Inducción

Taller con duración de cuatro horas, en el que se trabaja con los académicos: la problemática de la educación superior, el concepto de tutoría, los objetivos del Programa, el perfil y funciones del tutor, características de los estudiantes de Medicina, técnicas y herramientas para la tutoría.

II. Formación Continua

Taller con duración de 20 horas, en el que se trabaja la Detección de Necesidades y se actualizará la información del Programa (Conceptos básicos).

III. Fortalecimiento

Diplomado del Programa con duración de 190 horas prácticas que tiene como objetivo generar en los  tutores los conocimientos y herramientas necesarias para llevar a cabo un óptimo desempeño de la tutoría. Constan de cuatro módulos:
Modulo 1: Herramientas para la tutoría
            Modulo 2: Apoyo al aprendizaje
            Modulo 3: La tutoría para población vulnerable 
Modulo 4: Desarrollo psicosocial
Además se contará con sesiones mensuales en las que se expondrán temas de formación continua y se trabajarán  casos prácticos.

El Programa cuenta con un espacio en la plataforma Moodle en la que se  encuentran herramientas que le servirán al tutor para enriquecer sus prácticas con los alumnos.

Estructura

El Programa se integra por una Comisión Académica con un representante tutor de cada Departamento y la Coordinación del Programa:

Comisión Académica

Coordinación

Evaluación y seguimiento

La evaluación y el seguimiento se  orienta a identificar el cumplimiento de los objetivos (general y específicos) y valorar la calidad de la tutoría considerando el contexto en que se instrumentó el Programa, esto se realiza a través de cuestionarios e informes de actividades que consideran los siguientes apartados:

Desempeño del tutor con el estudiante

Desempeño del estudiante con el tutor

Satisfacción del estudiante

Apoyos para el tutor

Evaluación del Programa