PLAN DE DESARROLLO DE LA
FACULTAD DE MEDICINA

2004-2013

RESEÑA HISTÓRICA

El origen de la enseñanza de la medicina en México se remonta a 1579, veinticinco años después de haberse fundado la Real y Pontificia Universidad de México, cuando, por primera vez en el claustro universitario, se impartió la cátedra de medicina. Su primer catedrático fue el doctor Juan de la Fuente.
Años después, en 1619, Felipe III expidió una orden por la que se establecieron las cátedras de cirugía y anatomía confiadas al doctor Cristóbal Hidalgo Vendabal. En 1646 los alumnos de medicina realizaron la primera disección de un cadáver con fines de aprendizaje en el Hospital de la Limpia Concepción de Nuestra Señora (hoy Hospital de Jesús).
Ya en la segunda mitad del siglo XVIII el doctor José Ignacio Bartolache, catedrático de medicina, fortaleció la anatomía por medio de la disección y la adopción de las ideas y teorías médicas modernas, con el consecuente abandono de la filosofía escolástica; también propuso el estudio de la relación entre los fenómenos médicos y sus causas inmediatas.
En 1768 se creó el Real Colegio de Cirugía, fundado por decreto de Carlos III; en 1770, dentro de su programa de estudios, se incluyeron las demostraciones anatómicas, las cuales se llevaban a cabo en el Hospital Real de los Naturales.
En 1796 el doctor José Luis Montaña propuso la fundación de la cátedra de clínica en el Hospital de San Andrés, la que fue aprobada por el rey Carlos IV por Real Cédula del 8 de junio de 1805. Aunque duró poco tiempo oficialmente, la cátedra tuvo la importancia de establecer la enseñanza en la cabecera del enfermo e iniciar la relación entre clínica e investigación con fines terapéuticos.
El doctor Valentín Gómez Farías en 1833 estableció la Junta de Instrucción Pública y decretó la fundación del Establecimiento de Ciencias Médicas que en 1842 se convirtió en Escuela de Medicina. Tres años más tarde, por decreto presidencial, pasó a ser la Escuela Nacional de Medicina y once años después, por gestión del licenciado José Urbano Fonseca, la Escuela compró el edificio que había sido de la Santa Inquisición, actual Palacio de Medicina.
Los avances en el conocimiento médico se han dejado sentir en los planes de estudio de la Escuela; fue así que, por ejemplo, en 1867, el progreso de la cirugía hizo necesaria la fundación de la cátedra de anatomía topográfica; en 1882 la de histología, en 1888 la de microbiología y en 1906 la cátedra de laboratorio de fisiología. La Escuela Nacional de Medicina se integró a la Universidad Nacional de México el 26 de mayo de 1910, una vez que esta última fue reabierta. Desde entonces ha tenido treinta y dos directores (ver más adelante).
En 1916 los directivos de la Escuela revisaron el plan de estudios e introdujeron reformas en los trabajos prácticos que fueron sometidas a un sistema planeado y de evaluación, como condición indispensable para cumplir con el plan de estudios. Además, se introdujo un principio fundamental: nadie podría examinarse en materias prácticas, ni en materias teórico-prácticas, sin haber llevado a cabo el número de pruebas prácticas que la dirección hubiera fijado al terminar cada año escolar. Por otro lado, se prohibió que los alumnos se inscribieran o presentaran exámenes si reprobaban tres veces la misma asignatura.
Entre 1920 y 1929 la Escuela Nacional de Medicina se fortaleció en el área de la enseñanza al aumentar su personal docente y fundar una policlínica anexa a la Escuela. Se inició la selección del profesorado mediante el sistema de exámenes de oposición; se fundó la cátedra de fisiología patológica y se implantó el razonamiento fisiológico en el plan de estudios que en ese entonces tenía una duración de seis años con 37 materias. Se atendía a 1 647 alumnos.
En 1929 le fue otorgada la autonomía a la Universidad Nacional de México y la Escuela cambió temporalmente su denominación a Facultad de Ciencias Médicas.
En 1930 la Facultad contaba con una población escolar de 1 959 alumnos; dos años después se realizó por primera vez la elección del nuevo director y se nombró al doctor Ignacio Chávez para el periodo 1933-1935. En este tiempo, se introdujeron modificaciones fundamentales al plan de estudios, como la supresión de las materias de biología general y fisiología patológica, entre otras, y la introducción de medicina experimental, farmacología y exámenes de laboratorio; además, algunos cursos anuales se cambiaron por semestrales, en particular las prácticas de laboratorio.
En 1935 la Facultad retomó el nombre de Escuela Nacional de Medicina. El nuevo plan de estudios contenía 52 materias distribuidas en seis años; a partir de 1936 se instituyó el servicio social para los pasantes de medicina en comunidades rurales de diversos lugares del país.En 1945 se tuvo un crecimiento de 63%; la matrícula alcanzó 5 281 alumnos; se separó la Escuela Nacional de Enfermería y se creó la División de Estudios de Posgrado, iniciándose los cursos de maestría con 23 alumnos; en 1949, los de doctorado con cuatro alumnos.
En 1953 la Unidad de Patología del Hospital General de México se convirtió en sede simultánea del Departamento de Patología. Un año más tarde, después de noventa y ocho años de permanecer en el edificio de la Santa Inquisición, la Escuela Nacional de Medicina comenzó su traslado a Ciudad Universitaria. En 1955, a su arribo a las nuevas instalaciones, contaba con 7 244 alumnos. El H. Consejo Técnico autorizó la formación de grupos piloto para la enseñanza de la clínica, lo que constituyó un paso trascendental en la didáctica de la medicina en México y aprobó el proyecto de creación de los departamentos de Sociología Médica y Medicina Preventiva, Historia y Filosofía de la Medicina y Psicología Médica y Salud Mental, los cuales comenzaron a funcionar en 1956. La Escuela recuperó la categoría de Facultad el primero de junio de 1959.
En 1961 se integraron los departamentos de Microbiología y Parasitología y se incorporaron a la Unidad de Patología. En 1967 la Facultad contaba con una organización integrada por una Secretaría General, una División de Estudios Superiores, los departamentos de Anatomía, Anatomía Patológica, Bioquímica, Cirugía Experimental, Embriología, Farmacología, Fisiología, Histología, Historia y Filosofía de la Medicina, Microbiología y Parasitología, Psicología Médica y Salud Mental, Sociología Médica y Medicina Preventiva, Exámenes Profesionales y Comisión de Tesis y la Secretaría de Enseñanza Clínica. Un año después el H. Consejo Universitario aprobó los nuevos planes y programas de estudio de especialización, maestría y doctorado.
En 1970 la Facultad inauguró la primera fonoteca universitaria y el nuevo edificio de la Unidad de Patología; además, se iniciaron las actividades en los laboratorios de investigación de microscopia electrónica y genética médica. En ese año la dependencia atendió a una matrícula de 12 717 alumnos, superior a la de 1965 en 64%, lo que indujo a realizar posteriormente actividades de formación de profesores e investigadores en las áreas de anatomía, bioquímica y, dentro del Proyecto UNAM-Instituto Nacional de la Investigación Científica, que en 1970 daría lugar al CONACYT, se impartieron cursos de genética y ecología; asimismo, el Departamento de Fisiología inició la formación de personal para actividades de investigación con fines didácticos.
En 1974 se implantó el Plan de Estudios de Medicina General Integral A-36 en el cual colaboró el Centro Latinoamericano de Tecnología Educativa para la Salud. Además, se construyeron las unidades docentes para dicho plan en Ciudad Universitaria y en las colonias Agrícola Oriental, Cuajimalpa y Ciudad Nezahualcóyotl, anexas a centros de salud de la Secretaría de Salubridad y Asistencia. En ese mismo año se registró el mayor número de alumnos de primer ingreso: 5 376. En 1976 la Facultad atendió a una población de 22 364 alumnos, la mayor población de alumnos en su historia.
A partir de 1980 se ampliaron los cursos de capacitación de instructores a un mayor número de departamentos académicos. Asimismo, iniciaron actividades la Unidad de Educación Continua para el Médico General y Familiar y la Residencia de Medicina General Familiar.
En 1985 la Facultad de Medicina atendió a una población de 7 238 alumnos del nivel licenciatura, 4 675 de especialidad y 182 de posgrado, con un total de 12 095 alumnos. En ese tiempo, la entidad impartió la licenciatura de Médico Cirujano mediante los planes de estudio por asignaturas y el Programa de Medicina General Integral A-36, además de 47 especialidades, las maestrías y doctorados en Ciencias Médicas, Biomédicas y Psiquiatría. Por otro lado, se realizó la evaluación del plan de estudios 1967 de la licenciatura de Médico Cirujano y se elaboró un nuevo plan de estudios aprobado por el H. Consejo Universitario en 1985; al igual que las especializaciones en Medicina Naval Integral y Medicina del Deporte y Actividades Físicas. Un año más tarde el mismo H. Consejo aprobó la especialización en Ciencias Biomédicas y la maestría en Ciencias Sociomédicas con énfasis en epidemiología, salud en el trabajo y estadística aplicada a la salud.
En 1991 la Facultad contaba con 58 cursos de especialización, tres de los cuales correspondían a licenciatura y los 55 restantes a posgrado; se instalaron los Consejos Asesores Externos de Educación Médica, Atención Primaria a la Salud y Farmacia Industrial y el Programa de Apoyo y Fomento a la Investigación Estudiantil (AFINES). Después de concensuar en la comunidad académica de la Facultad la necesidad de integrar un plan único, en 1993 el H. Consejo Universitario aprobó el Plan Único de Estudios de Médico Cirujano, el cual fue implantado un año más tarde. Simultáneamente se reestructuraron los planes de estudio de especialidades médicas ajustándose a un nuevo Plan Único de Especialidades Médicas (con 44 especializaciones) con la participación del IMSS, ISSSTE y la Academia Nacional de Medicina. Este Plan alcanzó un acuerdo de cobertura nacional.
En 1997 la Comisión de Acreditación de la Asociación Mexicana de Facultades y Escuelas de Medicina (AMFEM) acreditó por primera ocasión la licenciatura. La formación clínica de los alumnos se llevó a cabo en 94 sedes de la Secretaría de Salud, el IMSS, el ISSSTE, los Servicios Médicos del Departamento del Distrito Federal, PEMEX y once hospitales privados.
En los últimos diez años (1994-2003) se incorporó la licenciatura en Investigación Biomédica Básica y la Facultad se convirtió en cosede de los programas de Doctorado en Ciencias Biomédicas y la Maestría y Doctorado en Ciencias. Se reformaron las maestrías y doctorados para crear el Programa de Maestría y Doctorado en Ciencias Médicas, Odontológicas y de la Salud con la participación de varios institutos y facultades de la UNAM. Se impulsaron el sistema de bibliotecas y hemerotecas tanto impresas como electrónicas, la Revista de la Facultad de Medicina, la Gaceta de la misma y el Programa Editorial de Apoyo a la Excelencia Médica.
La Facultad cuenta con varias unidades de servicio como las clínicas para Niños con Inmunodeficiencias, la de Trastornos del Sueño, la del Tabaquismo y el Programa de Salud Mental.
En el 2003 la Facultad de Medicina contaba con 12 200 alumnos: 41% en el pregrado, 55% en las especializaciones y 4% en maestría y doctorado. Llama la atención que 75% de los estudiantes que ingresaron en 1997 a la licenciatura haya aprobado el examen profesional en el 2003. El cuerpo académico está integrado por 3 012 académicos: 81% profesores de asignatura, 2% ayudantes de profesor y 17% profesores de carrera y técnicos académicos. El posgrado cuenta con 1 174 académicos: 29% titulares, 26% adjuntos y 45% con nombramiento honorífico.
El plan de estudios, que data de 1993, está configurado por 24 asignaturas obligatorias con 433 créditos y 16 créditos en asignaturas de libre elección; su estructura es la más frecuentemente seguida en el país y en muchas otras naciones.
En el decenio 1993-2003 se construyeron e inauguraron la Unidad de Medicina Experimental ubicada en terrenos del Hospital General de México y la torre de investigación integrada a los edificios de la Facultad, que cuenta con laboratorios modernos y bien equipados, el tomógrafo por emisión de positrones y un ciclotrón para la producción de radiotrazadores, lo que proyecta la imagen de la investigación del siglo XXI.

Directores de la Facultad de Medicina a partir de 1909
Periodo Director
1909-1910 José Ramón Icaza
1911-1912 Fernando Zárraga
1912-1913 Rafael Caraza
1913-1914 Aureliano Urrutia
1914 Julián Villarreal
1914 Ulises Valdés
1914-1915 José de Jesús Sánchez
1915 Ángel Hidalgo
1915 José León Martínez
1915 Nicolás Ramírez de Arellano
1916-1920 Rosendo Amor
1920-1923 Guillermo Parra
1923-1925 Manuel Gea González
1925-1933 Fernando Ocaranza
1933-1934 Ignacio Chávez
1934 Ernesto Ulrich
1934 Fernando Ocaranza
1934-1935 José Palacios Macedo
1935-1938 Gustavo Baz
1938-1942 José Aguilar Álvarez
1942-1944 Gustavo Argil
1944-1946 Ignacio González Guzmán
1946-1951 Salvador González Herrejón
1951-1954 José Castro Villagrana
1954-1962 Raoul Fournier Villada
1963-1965 Donato G. Alarcón
1966-1969 Carlos Campillo Sáinz
1971-1977 José Laguna García
1977-1981 Octavio Rivero Serrano
1981-1983 Carlos MacGregor Sánchez Navarro
1983-1991 Fernando Cano Valle
1991-1994 Juan Ramón de la Fuente
1995-2003 Alejandro Cravioto
2003-a la fecha José Narro Robles

regresar