Costo Beneficio

Dra. Gilma Arroyave Loaiza

Introducción

¿Qué es un análisis costo-beneficio? Es un conjunto de procedimientos analíticos que permiten evaluar y ofrecer alternativas diferentes para tomar la mejor decisión para tratar un problema.

Toma de decisiones sobre cual insumo utilizar, que produzca el mejor resultado en el menor tiempo y al mejor costo posible. ¿Dónde está situado el análisis costo-beneficio? Se aplica en instituciones, hospitales, o centros de servicios, su propósito es saber si se continua o no trabajando en la misma forma como se venía haciendo.

Ejemplifiquemos lo anterior, ubiquémonos como integrantes de un bloque quirúrgico, y supongamos que éste no funciona bien, el personal no produce lo que se espera produzca, entonces debe hacerse una reingeniería de procesos que abarque los aspectos requeridos hasta el punto de equilibro.

Pero ¿qué es punto de equilibrio?. Un hospital bien gestionado de la mejor manera posible, utiliza todos los recursos adecuadamente. Un hospital utiliza como recursos las adelantos tecnológicas, el personal y los consumibles en grandes bloques, y todo está acorde a su personal y a los consumibles que utiliza. Por lo tanto, si un hospital tiene exceso de personal no va a tener los consumibles suficientes y va a estar sin utilizar la tecnología que tiene. Para ubicar donde empieza el análisis de costo beneficio, nos ubicaremos en una función de producción.

Supongamos que en un hospital se invierte dinero para contratar personal para poder brindar servicios de salud, comprar la infraestructura tecnológica necesaria para trabajar, y los consumibles para funcionar adecuadamente. Pero la producción no ha aumentado, y hay fuga de dinero por muchos egresos económicos sin ganancias. Llega un día en que ya no se puede contratar más personal, comprar más tecnología ni generar más consumibles. Supongamos que este hospital está bien dirigido, no hay gente subutilizada, no faltan consumibles (existe el punto de equilibrio) y se tienen que tomar decisiones que conduzcan a continuar invirtiendo en el hospital, rechazar la demanda de los servicios de salud, construir un centro alterno o que debo hacer para que eso constituya la mejor decisión tomada.

El costo beneficio se aplica para la toma de decisiones, después de que el hospital está bien gerenciado en su punto de equilibrio (ya no puede producir más) es momento de aplicar los análisis de marginalidad, que se producen cuando la institución llega a esta fase.

¿Para qué sirve la marginalidad? Para analizar las situaciones que pasan al interior de la institución. Veremos un ejemplo real de un análisis de marginalidad en un hospital, analizaremos específicamente el servicio de consulta externa. En este hospital se tienen hasta 20 médicos ¿Cuántas consultas producen? La pregunta que adicionalmente surge es ¿qué es un producto marginal? Aclaremos que el producto es el número de consultas. Vamos a ver que en la antesala del costo beneficio encontramos el costo marginal.

En el siguiente cuadro veremos cuántas consultas se generan por médico contratado. Observemos que cada médico genera cierto número de consultas, y los números que aparecen en la última columna derecha es la producción marginal generada en el hospital por médico ¿cómo se obtiene este dato?:

Médicos Consultas Proceso Producción Marginal
0 0 0
1 55 55 - 0 55
2 142 142 - 55 87
3 250 250 - 142 108
4 381 381 - 250 131
5 500 500 - 381 119
6 580 580 - 500 80
7 653 653 - 580 73
8 695 695 - 653 42
9 720 720 - 695 25
10 730 730 - 720 10

Como ven, es muy significativo saber qué producción tengo al tener X número de médicos en el servicio de consulta externa. Esto me obliga buscar el punto del problema.

Quiero enfatizar algo muy relevante (al menos para mí), si hoy les queda claro el concepto de costo-beneficio y producto marginal, y que puedan aplicar el análisis costo beneficio, así como algunas técnicas para debatir en el campo, habremos cumplido con el propósito de la sesión y me puedo sentir satisfecha de haber cubierto mi objetivo.

Ahora bien grafiquen la información del producto marginal obtenido en nuestro ejemplo anterior. Obtendremos una curva que expresa la producción total de consultas por médicos contratados. El concepto a construir con los datos del ejercicio será marginalidad, en este caso es el producto marginal que es la producción de consultas de más obtenidas por un médico más.

Observemos nuestro cuadro anterior, vemos que cuando contrataron a 4 médicos (produjeron 381 consultas) y se obtuvo la máxima producción marginal (131 consultas de más), es decir en este punto se obtuvo la producción total, lo máximo que produjo el servicio de consulta externa.

Lamentablemente los estudios marginales no existen en los hospitales, provocando así un baja producción y mucha demanda de aumento en sus presupuestos, derrochando recursos sin ningún beneficio.

Sigamos comentando sobre nuestro ejercicio, es curioso que al vincular al 6º médico, la producción marginal baja de 80 a 73 consultas, y al contratar al 10º médico las consultas de más se reducen a 10.


Cuando lo planteo a directivos de instituciones de salud, ninguno ha hecho esto y mucho menos lo ha pensado, siendo un análisis muy importante para la toma de decisiones y que deben manejar y aplicar todos los gestores de las instituciones.

Es muy difícil trabajar temas de economía aplicadas a la salud, porque su estudio es complejo.

Pongamos otro ejemplo real que un director de una institución me comentó: el presupuesto asignado a su institución aumentaba mucho y la producción disminuía, dando aspectos antiéticos.

Contrató a 150 personas para trabajar y aumentar la producción. Hicimos un estudio marginal y descubrimos que la producción no aumentaba, no porque fueran flojos o malos empleados, sino porque no había recursos para trabajar (tecnología, consumibles), o bien estaban en algunas áreas 1 máquina por persona y no había pretexto para dejar de trabajar, pero no había medicamentos, reactivos, etc., y entonces era claro que faltaban cosas en algunas áreas, limitando así la producción porque todo iba ligado. Lo que aquí quiero mostrar y evidenciar, es que una institución hospitalaria produce los productos de acuerdo a la capacidad instalada o con la que cuente.

Regresemos nuevamente a nuestro caso de consultas externas, vamos a ver porque no se logró incrementar las consultas, aún cuando se incrementaron los recursos. Tendremos que ver cual fue la producción promedio que se obtuvo.

Aclararemos qué es una producción promedio. Esta es la producción total entre el número de médicos, por ejemplo: por cada 2 médicos, obtuve 142 consultas, en promedio cada uno produce 71 consultas. Con 4 médicos tengo 381 consultas, en promedio cada uno produjo 95 consultas. Entonces el análisis de marginalidad me aclara también el acierto de los promedios que obtengo con el último médico. De diez médicos que vinculé al hospital, obtuve 730 consultas, y produje 10 consultas de más, pero en promedio cada médico produjo 73 consultas.

Si comparamos estos datos con las consultas de más que el 4º médico produjo, observaremos que bajó muchísimo la producción marginal.

Este es un punto de partida par hacer costo beneficio. Lo que más interesa es la producción marginal, ya que sube y baja, su utilidad consiste en poder ver las pérdidas del producto y funciones que está teniendo cada institución.

No es ético desperdiciar los recursos de la sociedad improductivamente. Cuando veo que estoy perdiendo producción, debo empezar a realizar un análisis marginal o de costo beneficio para ver como mejorar, para hacer más con ese dinero que tengo, para invertirlo mejor.

Los directores de hospitales tienen que dominar el proceso de producción para saber cuántos médicos y de qué especialidad requiero, qué perfil cubrirán. Deben saber armonizar el personal, los consumibles y la tecnología, de lo contrario perderán dinero.

Ahora debemos tomar una decisión, y vamos a generar la consulta 1001, desde este momento debo decidir si modifico mi volumen de producción, para ello hago cuentas de cuanto tengo que invertir presupuesto para lograr una consulta de más, esto nos indicará tal vez que aumentará a 500 pesos el costo de la consulta y quizás no me convenga generarla. Aquí empiezan los consumos decrecientes, es decir, inyecto dinero y empezare a perder dinero por cada médico que vinculo.

Lo que esta a discusión es como presto el servicio, no tanto si se presta o no tal servicio.

¿Qué es costo de oportunidad? Son los beneficios que me representa la mejor opción desechada ( la que no tomé).

Por ejemplo:

Tienes 500 mil pesos, y no tienes casa ni auto y tomarás la decisión entre esas dos opciones. Son las dos últimas alternativas, desde como tu concibas el beneficio, es como decidirás. Evalúas los beneficios que produce cada uno, y supongamos que desechaste el auto y optaste por la casa, en este caso el costo de oportunidad es el auto. Esto se analiza para una sociedad en su conjunto o en un hospital. El punto critico es definir si invertir en personal o tecnología.


Costo beneficio esta situado a partir del análisis de marginalidad.

Seguiremos con algunas consideraciones técnicas, para Costo - Beneficio.

  1. Las comparaciones deben hacerse entre las comparaciones marginales.
  2. ¿Cuántos insumos me cuesta generar una unidad más ?

  3. La decisión debe de tomarse entre :
  • Una alternativa que produzca mayor beneficio a un costo dado o
  • Una alterna que produzca un beneficio dado a un menor costo.

Pero no las dos al mismo tiempo. ¿qué significa esto?

Por ejemplo:

Que decisión tomar frente al problema de la desnutrición, en este caso la solución seria una alternativa que produzca mayor beneficio a un costo dado.

Las personas que toman decisiones en salud deben buscar el mayor beneficio, y finalmente en la mesa de negociaciones terminarán negociando adecuadamente. Obtendrán el mayor beneficio posible y no un beneficio dado o previamente establecido, limitando el beneficio social de esa decisión.

  1. Además de utilizar la relación beneficio costo, se utiliza la diferencia beneficio-marginal costo-marginal.

Ejemplo.

Supongamos que tenemos dos alternativas:

Opción A Opción B

Costo marginal $1 $100

Beneficio marginal $3 $300

Relación beneficio/costo 3/1 300/100/3

¿Cuál elegirán?, ¿porqué?. Como observamos en cada una de las alternativas, la opción B será la mejor, ya que es mejor que la inversión para un país sea más alta.

2. Combinar alternativas.

Para invertir 100 UM (Unidades monetarias), se tienen tres alternativas:

Opción A Opción B Opción C

Unidad marginal de producción 600 50 1000

Costos marginales. 60 40 70

Beneficio/costo. 600/60=10 500/40=12.5 1000/70=14.3

Lo ideal es combinar las alternativas opción A y B para acceder al 100% de dinero que me están ofreciendo.

3. Tener presente que el valor del dinero cambia con el tiempo.

Por ejemplo:

En 100 UM, el costo es de $30 pesos uno debe hacer cuentas para saber en que se convertirá esa cantidad en un año o más.

Cuando hablamos de beneficio, uno debe de considerar el análisis de costos que implica construir diferentes alternativas para un problema, debemos considerar el costo beneficio para ofrecer mejores beneficios de salud.

 

Con esto terminamos el módulo toma de decisiones. Me dio gusto trabajar con ustedes, y los invito a continuar estudiando más sobre la toma de decisiones que les ayudará en su práctica profesional y a obtener más beneficios, bajando costos.

Actividad de aprendizaje

Comenta por escrito qué es el costo/beneficio, y las ventajas de su aplicación en la práctica médica.

Define con tus palabras qué es la producción marginal, el costo marginal, costo oportunidad.

Nos interesa saber qué te pareció el área de Toma de Decisiones Médicas, envíanos tus comentarios y propuestas para modificar o enriquecer más este módulo.

Envía tus actividades a tareas@correo.unam.mx