visitas desde marzo 2010

Regresa

Periódico Mural

ZOONOSIS TRANSMITIDAS A HUMANOS POR LOS PERROS; IMPLICACIONES EN LA SALUD PÚBLICA.

“La Salud Pública Veterinaria es un componente de las actividades de la Salud Pública, dedicada a la aplicación de los conocimientos teóricos y prácticas o de las aptitudes de la medicina veterinaria para la promoción y protección de la salud humana". Organización Panamericana de la Salud.

RESUMEN.
¿Qué es la zoonosis? (del Griego zoon: animal, nosos: enfermedad) en referencia a las enfermedades infecciosas transmisibles de animales vertebrados al ser humano bajo condiciones naturales. Los agentes infecciosos involucrados incluyen bacterias, virus, parásitos, hongos  etc. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y Organización Panamericana de la Salud (OPS) reconocen a 174 enfermedades zoonóticas de importancia de las cuales el perro es capaz de transmitir 53.
En México, las zoonosis más frecuentes por perros son: rabia, brucelosis, toxoplasmosis, leptospirosis, tularemia, dermatomicosis amibiasis, coccidiosis, tuberculosis, leishmaniasis, tripanosomiasis, dipilidiasis, toxocariasis, giardiasis, y sarna sarcóptica. Son de notificación obligatoria las siguientes, leishmaniasis, rabia, brucelosis, leptospirosis, toxoplasmosis, dirofiliariasis. En México son pocos los registros oficiales existentes sobre estas enfermedades a excepción de la rabia, por lo tanto el propósito de este trabajo es informar a la comunidad médica sobre el riesgo potencial de infección a humanos por población callejera de perros y por mascotas.

INTRODUCCIÓN
El ser humano adopta nuevos comportamientos y modos en su estilo de vida, algunos como la domesticación de animales que surge de la necesidad de ayuda en el trabajo cotidiano, como parte de su alimentación, o simplemente como animales de compañía o mascotas, ello ha implicado ciertos riesgos en esta convivencia como las zoonosis. Bajo esta dinámica se entienden los diversos factores de un entorno que favorecen la aparición o reaparición de los diferentes patógenos zoonóticos y su peligro para el ser humano, como es el caso de la rabia, como un ejemplo claro de las consecuencias que pueden acarrear esas nuevas relaciones que ponen de manifiesto el alcance y la magnitud de su influencia en la salud humana.

En este sentido el perro (Canis lupus familiaris) ha tenido un papel importante como compañero histórico del ser humano, con sus inconvenientes como el riesgo de ataques físicos (e.g. mordeduras), alergias y las diferentes zoonosis relacionadas a su tenencia.  Sin embargo las zoonosis transmitidas por perros son menos frecuentes que las observadas por la tenencia de otras especies.

Los riesgos están presentes en todo momento, por ejemplo los patógenos trasmitidos por mordeduras de canes como Capnocytophaga canimorsus y Pasteurella multocida, ambos residentes de la cavidad oral en el 16% de los perros sanos, patógenos en personas inmunocomprometidas o sujetos asplénicos; y la infección por Pasteurella complica la evolución de sujetos con cirrosis, tumores de órganos sólidos y neoplasias hematológicas. A su vez, hay informes que señalan que los perros mascota son reservorios de estreptococo del grupo A y que pueden transmitir Staphylococcus aureus.

Por otro lado  los niños que juegan en lugares donde acuden perros pueden contraer la parasitosis denominada larva migrans ocular, visceral o cutánea. Las dos primeras formas son originadas por el parásito Toxocara canis, que se transmite por vía fecal oral, por la tendencia en los niños a llevarse los objetos y la tierra a la boca.
Los huevos requieren 15 días tras su depósito para ser infectantes y pueden persistir en este estado durante un tiempo prolongado. Luego de la ingesta, las larvas se diseminan por todo el cuerpo donde forman quistes y originan una respuesta inflamatoria granulomatosa con eosinofilia..
Los órganos más frecuentemente afectados son los pulmones,  el corazón, el riñón, el hígado, el músculo esquelético, los ojos y el sistema nerviosos central. Los síntomas oculares ocurren habitualmente en personas adultas y niños de mayor edad y pueden confundirse con retinoblastoma; se requiere de diagnóstico preciso para evitar una enucleación innecesaria del ojo.
Sin embargo los agentes infecciosos involucrados en zoonosis por perros son un número mayor e incluyen a bacterias, virus, parásitos, hongos (tabla 1).

Tabla 1.  Agentes Infecciosos de Importancia en las Zoonosis por Caninos


Bacterias

Virus

Parásitos

Hongos

Bartonella henselae

Flavivirus

Cryptosporidium spp.

Cryptococcus neoformans

Borrelia burgdorferi

Hantavirus

Giardia lamblia

Histoplasma

Brucella spp.

Orthopoxvirus

Isospora belli

Microsporum canis

Campylobacter jejuni

Rhabdovirus

Taenia

Trichophyton mentagrophytes

Clamydia psittaci

 

Toxocara canis

 

Ehrlichia canis

 

 

 

Leptospira spp

 

Toxoplasma gondii

 

Listeria monocytogenes

 

Trichinella spiralis 

 

Salmonella enteritidis

 

 

 

Fuente: http://www.monografias.com/trabajos29/zoonosis/.shtml

Normatividad Mexicana: En México existen normas oficiales para la vigilancia epidemiológica (SINAVE) y epizootiológica (NOM-046-Zoo-1995) del Sistema Nacional de Vigilancia Epizootiológicas (SIVE). Teniendo a normas específicas para ciertas enfermedades zoonóticas que involucran al perro; NOM-011-SSA2-1993 para la Prevención y Control de la Rabia. En proyecto se encuentra la NOM-029-SSA-1999 para la Vigilancia Epidemiológica de Prevención y Control de la Leptospirosis.

DESCRIPCIÓN DE ALGUNAS ZOONOSIS POR CANINOS.
Bacterias:

1.- Borreliosis o Enfermedad de Lyme: Es una enfermedad multisistémica, transmitida por garrapatas del género Ixodes y provocada por la espiroqueta Borrelia burgdorferi. Se cree que también es posible la transmisión directa a través de la orina de animales infectados. Los signos clínicos en personas infectadas son: dermatosis inflamatoria localizada o generalizada, poliartritis supurativa, miocarditis y meningoencefalitis. Las principales manifestaciones agudas son: fiebre, dolor de cabeza, vómitos, mialgia (dolor muscular), artralgia (dolor articular) y linfomegalia regional (inflamación de ganglios linfáticos de la zona).

2.- Pasteurelosis: Es una enfermedad zoonótica causada en perros y gatos por Pasteurella multocida. La mayor parte de los perros y gatos son portadores de P. multocida que albergan en la cavidad bucal y transmiten por mordedura, otros medios de transmisión son por vía respiratoria o digestiva, aunque más raros. Se sospecha la transmisión interhumana. En el hombre las principales manifestaciones clínicas consisten en heridas infectadas causadas por mordedura, los casos de septicemia son excepcionales.

3.-Salmonelosis: Se debe a innumerables serotipos de salmonelas que causan gravísimas enteritis en los cachorros. En los perros adultos, el desarrollo de la enfermedad se lleva a cabo de manera asintomática moderadamente marcada. El perro se contagia en contacto con otros perros infectados, o a través de alimentos contaminados.
4.- Campilobacteriosis: Es una enfermedad que ha adquirido en los últimos años una mayor importancia en los animalarios, producida por una bacteria, Campylobacter fetus subespecie jejuni, y que puede afectar a una gran variedad de especies animales como perros, gatos, cobayas, hamster y primates no humanos. En estos puede producir diarrea aunque en ocasiones no da lugar a manifestaciones clínicas, actuando como portadores inaparentes, con el riesgo que ello entraña desde el punto de vista sanitario.
El contagio al hombre se produce a través de las heces de los animales infectados. Cuando se desarrolla la enfermedad en animales, se presenta diarrea acuosa o inflamatoria, que puede ser sanguinolenta, además de signos de anorexia y vómitos ocasionales. En el hombre, la infección produce un cuadro de enteritis de carácter agudo, con un período de incubación de dos a cinco días y una sintomatología que incluye diarrea mucosanguinolenta, fiebre, dolor abdominal, vómitos, y también malestar general, cefalea, mialgias y artralgias. El curso suele ser benigno y cura de forma espontánea.

5.-Leptospirosis canina: Producida por Leptospira canicola y Leptospira hicterohemorragiae. La leptospirosis canina conocida también como Tifus del perro, se conoce con este nombre al conjunto de zoonosis de curso agudo y febril, que presenta signos de alteración hepática y renal. Los agentes etiológicos de la leptospirosis canina, es decir microorganismos causantes de la enfermedad, pertenecen al género Leptospira. Si bien hay una sola especie causante de la enfermedad Leptospira interrogans, hay numerosos serotipos diferentes de Leptospira, siendo los que más comúnmente afectan al perro: Leptospira canicola y Leptospira hicterohemorragiae. La principal vía de contagio de la leptospirosis canina está dada por el agua contaminada con orina de animales enfermos. La Leptospira penetra en su nuevo huésped a través de la mucosa nasal, bucal, conjuntiva o de la piel herida.

Virus
1.- Rabia: Es una enfermedad infecciosa causada por un animal infectado como el perro, el patógeno es un  rabdovirus y causa encéfalo mielitis irreversible y mortal. Se encuentra bajo control en la Ciudad de México, los reservorios de esta enfermedad son algunos animales silvestres que padecen la enfermedad. En México cada año en la primera quincena del mes de marzo inicia la Campaña Nacional de Vacunación Contra la Rabia hacia perros y gatos. Se vacunan al año en el territorio nacional 20 millones de animales. Medidas de prevención contra la rabia: vacunación de los animales domésticos, y animales de zoológico así como control y seguimiento de los animales silvestres y fauna nociva.

Parásitos
1.- Los parásitos intestinales son los agentes más importantes que afectan al perro y al hombre, su conviviente, los helmintos (nemátodos y céstodos) son los más frecuentes. Estudios realizados con muestras de heces de perros callejeros de la Ciudad de México demostró la incidencia de Isospora spp como la más frecuente en los cachorros. En otros casos Dipylidium caninum fue el parásito más común en otras regiones del mundo, otros parásitos como Ancylostoma caninum, Toxocara canis y Toxocara leonina también fueronfrecuentes. La alta prevalencia encontrada puede deberse principalmente a que un gran número de perros con o sin dueño  no reciben tratamiento antiparasitario y a la contaminación por heces en sitios públicos como parques, jardines, plazas públicas y áreas verdes en general.

2.- Sarna sarcóptica: Ésta es producida por el ácaro Sarcoptes scabiei que se aloja en galerías que excava en la epidermis del hombre y los animales. El ácaro deposita sus huevos de los que nacen larvas que cavan túneles mientras migran, dando lugar a ninfas que a su vez se transforman en tritoninfas y éstas a su vez en adultos. La Sarna sarcóptica afecta al hombre y a todos los animales que explota y también muchos de los silvestres pero es el perro el animal que con más frecuencia la transfiere al hombre por vivir en más estrecho contacto con él. En el hombre la enfermedad se caracteriza por galerías en el estrato córneo de la piel, estos surcos son muy finos y tortuosos, difíciles de observar sin ayuda de una lupa, se sitúan sobre todo en los espacios interdigitales, dorso de la mano, axilas, codos, torso, región inguinal, pecho, pene y vientre. El síntoma más prominente es el prurito intenso, especialmente durante la noche, cuando el paciente se rasca, se originan nuevos focos de sarna y, a menudo infecciones purulentas

Hongos
1.- Tiñas: Son infecciones zoonóticas que se presentan con alta frecuencia. El 82% de los casos tiene antecedente de tenencia y contacto de perros. Esta es una infección cutánea producida por hongos filamentosos que tienen gran afinidad por la queratina. Los agentes más frecuentes son Trichophyton mentagrophytes y Microsporum canis. Son micosis que afectan las zonas pilosas, las hifas crecen en el estrato córneo, levantando la cutícula del pelo e invadiéndolo en toda su extensión hasta producir su caída. En las micosis de piel lampiña la espora o micelio atraviesa la capa córnea produciendo una lesión circular inflamatoria. El diagnóstico se realiza por observación directa del hongo en muestras obtenidas de la lesión y por cultivo.

2.- Cryptococcosis e histoplasmosis: El agente etiológico es Cryptococccus neoformans e Histoplasma capsulatum, ambos presentes en heces de palomos e H. capsulatum en el gano de murciélago. Cryptococccus neoformans desencadena en los gatos y en otras especies anímales, graves procesos a nivel de sistema nervioso central. Pueden afectar también al hombre.
Conclusión: El hombre es el único responsable del problema de la sobrepoblación canina y problemas de zoonosis. La problemática de sobrepoblación por estos animales existe en muchas ciudades del mundo y tiene implícita la frecuencia de infecciones y parasitosis que afectan al humano, ello deberá ser tomado en cuenta por los profesionistas de la salud pública para  incluirlos permanentemente en sus planes y/o proyectos relacionados al control de enfermedades transmisibles. Tal vez ahora en el siglo XXI la exigencia histórica es un cambio de enfoque del típico problema sanitario y de riesgos para el hombre a una estrategia de cultura de cuidados de la mascota y no de  abandono o condena  a una vida callejera. En pocas palabras un mejor trato del humano para una especie que siempre ha sido el mejor amigo del hombre.

CONCLUSIÓN

El hombre es el único responsable del problema de la sobrepoblación canina y problemas de zoonosis. La problemática de sobrepoblación por estos animales existe en muchas ciudades del mundo y tiene implícita la frecuencia de infecciones y parasitosis que afectan al humano, ello deberá ser tomado en cuenta por los profesionistas de la salud pública para incluirlos permanentemente en sus planes y/o proyectos relacionados al control de enfermedades transmisibles. Tal vez ahora en el siglo XXI la exigencia histórica es un cambio de enfoque del típico problema sanitario y de riesgos para el hombre a una estrategia de cultura de cuidados de la mascota y no de abandono o condena a una vida callejera. En pocas palabras: un mejor trato del humano para una especie que siempre ha sido el mejor amigo del hombre.

 

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA.

  1. Chávez HT. Estudio Epidemiológico de la frecuencia de las enfermedades zoonóticas en el hospital de pequeñas especies de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Nacional Autónoma de México durante los años 2000-2001. Tesis de Licenciatura Medico Veterinario Zootecnista. UNAM 2003
  2. Martínez-BI, Gutiérrez QM, Ruiz GLA, y col. Prevalence of Anti-T. canis antibodies in spray dogs in Mexico City. Vet parasitol 2008; (153):270-276
  3. Eguía AP, Cruz RA, Martínez MJJ. Ecologycal análisis and description of the intestinal helminths present in dogs in Mexico City. Vet parasitol 2005; (127):139-146
  4. Rinaldi L, Biggeri A, Carbone S,y col. Canine faecal contamination and parasitic risk in the City of Naples (southern Italy). BMC Vet Res 2006; 2:29
  5. Fernández CF, Cantó AGJ. Frecuencia de helmintos en intestinos de perros sin dueño sacrificados en la ciudad de Querétaro, Querétaro, México. Vet. Mex 2002; 33 (3): 247-253
  6. Ortega PMG, Arriaga C, Yépez ML. Epidemiology of Trichinellosis in Mexico, Central and South America. Vet parasitol 2000; (93):201-225
  7. Berumen De la Torre V, Muñoz EJJ, Moreno GM. Trichinellosis en perros callejeros de la ciudad de Zacatecas México. Parasitol Latinoam 2002; (57): 72-74
  8.  Abram S. Benenson. El Control de las enfermedades transmisibles en el hombre OPS. Publicación Científica no. 538 decimoquinta edición Washington, D. C. 1992.
  9. Romero CE, Lima MA, Ramírez DG, Martínez GS, Cruz MI. Frecuencia de parásitos intestinales en perros en el D.F. Rev AMMVEPE 1999; 10(1): 27-29
  10. SS. Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica. Boletín de Epidemiología, Secretaria de Salud núm. 7 Vol. 21, semana 7, del 15 al 21 de Febrero del 2004.
  11. Boletin1098 Jefatura del Gobierno del Distrito Federal Sept. 2008 http://www.df.gob.mx/delegaciones

(a)(b)

(c) (d)

Figura 1. Fotografías de diferentes agentes que causan zoonosis al humano por contacto con perros. (a) La bacteria Leptospira canicola(Leptospirosis). (b) Un hongo Trichophyton mentagrophytes (Tiña). (c) Toxocara canis (Parasitosis) y (d) un virus (Rhabdovirus) causante de la temida Rabia.


CRÉDITOS

Autores:

Bertha Guadalupe Sánchez Dorantes(1), Estrella Cervantes(2), Maritoña Ramírez Pérez(2), Jesús Reza Casahonda(1), Enrique Meléndez Herrada(2).

(1)Departamento de Salud Pública, (2)Departamento de Microbiología y Parasitología. Facultad de Medicina, Universidad Nacional Autónoma de México, México, D.F.

Responsable

Dra. en C. Ana María Castro
Departamento de Salud Pública, Facultad de Medicina, UNAM

Corresponsable

Dra. en C. Andrea Toledo Rojas
Departamento de Salud Pública, Facultad de Medicina, UNAM

 

Regresa