ZOONOSIS Y PARASITOSIS EMERGENTES

Dra. Teresa Uribarren Berrueta
Departamento de Microbiología y Parasitología, Facultad de Medicina, UNAM
berrueta@unam.mx

Los efectos de los cambios climáticos, alteraciones del medio ambiente tales como la deforestación, desplazamientos del humano a ecosistemas silvestres, emplazamientos turísticos sin control, migraciones de animales, el nuevo modelo económico, que favorece las rápidas importaciones, el contacto con animales silvestres y domésticos, cambios en hábitos alimentarios, han provocado el incremento o aparición de zoonosis, entre ellas de relevancia las transmitidas por vectores y alimentos.

Asimismo, los movimientos migratorios por negocios, vacaciones, militares, el flujo de refugiados y trabajadores ilegales y legales de un país a otro, han favorecido la importación de agentes infecciosos, reservorios y vectores antes no identificados, o identificados de manera excepcional en diversas áreas geográficas. (Cuenca-Gomez et al., 2013).
También cabe mencionar, como asunto prioritario de salud, la emergencia de mutaciones de organismos, el empleo indiscriminado de pesticidas y fertilizantes de riesgo.
Se estima que existen unos 1407 especies de patógenos humanos, sin incluir a los ectoparásitos y el 73% se consideran zoonosis. (Cleaveland et al. 2001; Gummow. 2010).
La Organización Mundial de la Salud, por su parte, considera que alrededor del 60% de los agentes causales enfermedades infecciosas son de origen zoonótico, y que se han descrito >200 zoonosis. (WHO. 2014).

Por otra parte, son de relevancia las enfermedades tropicales olvidadas (o NTD por sus siglas en inglés, "neglected tropical diseases"). En su primer reporte sobre las NTD (2010), la Organización Mundial de la Salud hizo referencia a 149 países y territorios con NTD endémicas, en los que por lo menos 100 albergan más de una de estas enfermedades y 30 países sufren de más de 6 NTD de manera endémica. En su segundo reporte, correspondiente al año 2013, WHO ha presentado programas para el manejo y control, considerando la posibilidad de la erradicación de cuatro de las enfermedades, dentro del grupo de mayor interés: Úlcera de Buruli, enfermedad de Chagas, teniasis/cisticercosis, dengue, dracunculiasis, equinococosis, infecciones por treponemas endémicos, trematodiasis transmitidas por alimentos, tripanosomiasis africana, leishmaniasis, lepra, filiariasis linfática, oncocercosis, rabia, esquistosomiasis, tracoma y helmintiasis transmitidas por el suelo.Las intervenciones a tomar contemplan: quimioterapia preventiva, control de vectores, programas de agua segura, sanidad e higiene, servicios efectivos de salud pública veterinaria, con atención a las enfermedades zoonóticas olvidadas.

Debe sumarse a lo anterior el aumento de la población inmunocomprometida y con ella la prevalencia y severidad mayores de las infecciones debidas a organismos patógenos y oportunistas, asi como el incremento de las farmacorresistencias.
En la actualidad, los sistemas de salud en el mundo requieren de ajustes y modificaciones con un enfoque multidisciplinario ante nuevos factores de riesgo y condiciones de vulnerabilidad.
Es fundamental que los profesionales de la salud, desde sus etapas formativas, estén conscientes de la necesidad de mantenerse actualizados con el objeto de que estén, finalmente, capacitados para definir y tomar acciones racionales de prevención, control y tratamiento.

Por lo que respecta a la adquisición de enfermedades del viajero, cabe considerar que se estima que entre 13 - 20 millones de personas visitan a México cada año. The GeoSentinel recopila alguna información sobre morbilidad de origen infeccioso entre los visitantes, durante los últimos años. (Flores-Figueroa, et al. 2011).

Vínculos.

- Simon I. Hay, Katherine E. Battle, David M. Pigott, David L. Smith, Catherine L. Moyes, Samir Bhatt, John S. Brownstein, Nigel Collier, Monica F. Myers, Dylan B. George, Peter W. Gething. Global mapping of infectious disease. Philos Trans R Soc Lond B Biol Sci. 2013 March 19; 368(1614): 20120250. doi: 10.1098/rstb.2012.0250 Se realizó esta revisión para evaluar el estado del conocimiento sobre la distribución geográfica de todas las enfermedades infecciosas y su significado clínico para el humano. Los autores incluyen: Global Mapping of Infectious Disease Risk. Supplementary Information: Systematic Review of Diseases of Clinical Significance.
- Ticks and Tick-borne Diseases | Vol 4, Iss 5, Pgs 363-468, (September, 2013) | ScienceDirect.com. A pesar de que la mayor parte de enfermedades transmitidas por garrapatas es de origen bacteriano o viral, estos ácaros representan un serio problema de salud pública en México. Vale la pena actualizarse. Esta revista es una opción internacional.
- Neglected Zoonotic Diseases (NZD). WHO. 2014.
- Sustaining the drive to overcome the global impact of neglected tropical diseases. WHO second report on Neglected Tropical Diseases. © World Health Organization 2013.
- Cuenca-Gómez JA, Salas-Coronas J, Cabezas-Fernández MT, Vázquez-Villegas J, Soriano-Pérez MJ, Cobo F. Uncinariasis importada en Almería. Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica. Noviembre 2013;31(09). doi: 10.1016/j.eimc.2013.04.005
- Flores-Figueroa J, Okhuysen PC, Von Sonnenburg F, Dupont HL, Libman MD, Keystone JS, Hale DC, (...), Freedman DO. Patterns of illness in travelers visiting Mexico and Central America: The GeoSentinel Experience. Clinical Infectious Diseases, 2011;53 (6): 523-531.
- Metcalfe CD, Beddows PA, Bouchot GG, Metcalfe TL, Li H, Van Lavieren H. Contaminants in the coastal karst aquifer system along the Caribbean coast of the Yucatan Peninsula, Mexico Environmental Pollution, 2011;159 (4):991-997.
- Broglia A, Kapel C. Changing dietary habits in a changing world: Emerging drivers for the transmission of foodborne parasitic zoonoses. Vet Parasitol, Nov 2011;182(1):2–13.
- Colwell DD, Dantas-Torres F, Otranto D. Vector-borne parasitic zoonoses: Emerging scenarios and new perspectives. Vet Parasitol, nov 2011, Volume 182(1):14–21
- R.C.A. Thompson, A. Smith. Zoonotic enteric protozoa. Vet Parasitol, Nov 2011;182(1):70–78.
- Paul R. Torgerson PR, Macpherson CNL. The socioeconomic burden of parasitic zoonoses: Global trends. Vet Parasitol, Nov 2011;182(1):79-95
- Zoonosis.unam - sitio Web de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, UNAM.
- Weese JS, Peregrine AS, Anderson MEC, Fulford MB. (2011) Parasitic Diseases, in Companion Animal Zoonoses (eds J. S. Weese and M. B. Fulford), Wiley-Blackwell, Oxford, UK. doi: 10.1002/9780470958957.ch1
- Akritidis N. Parasitic, fungal and prion zoonoses: an expanding universe of candidates for human disease. Clinical Microbiology and Infection, 2011;17: 331–335. doi: 10.1111/j.1469-0691.2010.03442.x Brevísima descripción.
- Working to overcome the global impact of neglected tropical diseases. First WHO report on neglected tropical diseases. © World Health Organization 2010.
- Gummow B. Challenges posed by new and re-emerging infectious diseases in livestock production, wildlife and humans. Livestock Science, May 2010;130(1-3):41-46.
- Martín-Rabadán P, Martínez-Ruiz R, Cuadros J, Carmen Cañavate C. El laboratorio de microbiología ante las enfermedades parasitarias importadas. Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica, Dec 2010;28(10):719–725
- Zoonoses of People and Pets. Trends Parasitol, April 2010;26(4):153-218. Todo el número.
- Dorny P, Praet N, Deckers N, Gabriel S. Emerging food-borne parasites. Vet Parasitol, 7 August 2009;163(3):196-206 doi:10.1016/j.vetpar.2009.05.026
- Thompson RA, Kutz SJ, Smith A. Parasite Zoonoses and Wildlife: Emerging Issues. Int J Environ Res Public Health. 2009; 6(2):678-693.
- Polley L, Thompson RCA. Parasite zoonoses and climate change: molecular tools for tracking shifting boundaries. Trends Parasitol, June 2009;25(6): 285-291 doi:10.1016/j.pt.2009.03.007
- Kite-Powell HL, Fleming LE, Backer LC, Faustman EM, Hoagland P, Tsuchiya A, Younglove LR, (...), Gast RJ. Linking the oceans to public health: Current efforts and future directions.
- Mas-Coma S, Valero MA, Bargues MD. Climate change effects on trematodiases, with emphasis on zoonotic fascioliasis and schistosomiasis. Vet Parasitol, 26 Aug 2009;163(4): 264-280 doi:10.1016/j.vetpar.2009.03.024
- Chomel BB. Control and prevention of emerging parasitic zoonoses. Int J Parasitol. Sep 2008; 38(11):1211-7.
- Cleri DJ, Ricketti AJ, and Vernaleo JR. Fever of Unknown Origin Due to Zoonoses. Infect Dis Clin N Am, Dec 2007;21(4):963-996. Una integración.
- Específicamente sobre infecciones tropicales "descuidadas" a nivel global, las dos referencias siguientes:
- Hotez PJ, Brindley PJ, Bethony JM, King CH, Pearce EJ, Jacobson J. Helminth infections: the great neglected tropical diseases. J Clin Invest. 2008;118(4):1311 doi:10.1172/JCI34261
- Peter J. Hotez, et al. Control of Neglected Tropical Diseases. NEJM, Sept 2007;357 (10):1018-1027.
- Food-borne Parasitic Zoonosis. Todo el número, con énfasis en primeros 8 artículos. Vet Parasitol, 21 Oct 2007;149(1-2):1-138.
- Robertson LJ. The potential for marine bivalve shellfish to act as transmission vehicles for outbreaks of protozoan infections in humans: A review. Int J Food Microbiol 2007; 120(3):201-216.
- Guías Clinicas SEIMC 2006. Guía de aproximación al viajero con fiebre al regreso del trópico. Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica. Editores: JM. Aguado, J. Fortún.
- Jong-Yil Chai, K. Darwin Murrell and Alan J. Lymbery. Fish-borne parasitic zoonoses: Status and issues. Review article. Int J Parasitol. Oct 2005;35(11-12):1233-1254. Revisar referencias en Scopus.


Última revisión 29 enero 2014


Hecho en México, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), todos los derechos reservados 2011. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Sitio web administrado por: Dra. Teresa Uribarren Berrueta. Contacto