TREMATODOS

Dra. Teresa Uribarren Berrueta
Departamento de Microbiología y Parasitología, Facultad de Medicina, UNAM
correo electrónico: berrueta@unam.mx

Los trematodos constituyen un grupo heterogeneo de gusanos planos (plathelmintos), que agrupa a los helmintos más abundantes en el reino Animalia, después de los nematodos. Son parásitos de todas las clases de vertebrados, ya sea en su fase juvenil o adulta.
Un número limitado de trematodos digenéticos tiene importancia médica, pero varias especies causan severas pérdidas económicas debido a las parasitosis que producen en ganado y animales domésticos.

Los trematodos de importancia médica se ubican en la subclase Digenea, entre ellos los géneros Fasciola, Clonorchis y Epistorchis (hígado), Fasciolopsis, Heterophyes, Metagonimus y Echinostoma (intestino delgado), Paragonimus (pulmones), Schistosoma (hemático).

El ciclo biológico típico de un trematodo.
Presentan ciclos de vida complejos, que incluyen habitualmente uno o dos hospederos intermediarios (ocasionalmente tres de ellos) y el hospedero definitivo.
Los huevos (eliminados en heces, orina o esputo) embrionan en medio acuático y dan lugar a
Miracidios, larvas ciliadas, acuáticas, que penetran en el primer hospedero intermediario, usualmente un molusco (caracol)
Esporoquistes, estructuras sencillas, en forma de saco, dentro de los cuales
Redias, con una mayor estructuración morfo-funcional que el esporoquiste
Cercarias, habitualmente con cola natatoria; salen del caracol y pueden ser infectantes (Ej. el caso de Schistosoma) o adoptan (generalmente) una forma quística
Metacercarias, en un segundo hospedero intermediario (Ej. crustáceo) o en vegetación actuática u objetos inanimados
Ingestión por el hospedero definitivo, en el que habitualmente alcanzan la madurez, cerrando el ciclo.

f
Fasciola hepatica ciclo

El patrón básico del ciclo biológico de los trematodos es, en resumen: huevo miracidio esporoquiste redia cercaria metacercaria adulto, con variaciones que se identificarán en los ciclos de vida.

Se ha documentado información sobre ciertos trematodos que producen huevos en su fase de metacercaria, cuando aún se encuentran en el segundo hospedero intermediario, proceso llamado progénesis, es decir, producción precoz de huevos. (Lefebvre F, Poulin R, 2005).

Morfología.

• Son gusanos con gran variedad de formas (alargados, ovales) y tamaños.
• La mayoría son hemafroditas.
• Aplanados en sentido dorsoventral.
• La mayor parte presenta simetría bilateral.
• órganos de fijación: una ventosa oral (en su interior se encuentra la boca) y otra ventral (acetábulo), con fibras contráctiles.
• Sin cavidades corporales. El espacio entre órganos se encuentra ocupado por tejido parenquimatoso.
• Un solo poro excretor en la parte posterior.
• Tegumento de naturaleza sincitial, presenta dos capas, el citoplasma distal (capa más superficial) y el citoplasma proximal (interno). En él se identifican:
   Ornamentaciones (Ej. espinas) frecuentes.
   Invaginaciones que aumentan su superficie (semejantes a microvellosidades).
   Proyecciones de glándulas, terminaciones nerviosas y aperturas de poros excretores.
   Cubre funciones de protección, absorción de nutrientes y excreción de desechos.
• Glicocálix, cubierta superficial de protección, con actividad enzimática que favore la absorción de moléculas.
• Musculatura en dos zonas, la gastroduodenal y la subtegumentaria, compuesta por 3 capas: longitudinal, diagonal y circular; la orientación de las fibras permite una gran variedad de movimientos al organismo.
• Aparato digestivo incompleto, con boca anterior rodeada de la ventosa oral, una faringe muscular, esófago y tracto alimenticio, compuesto por 2 ciegos intestinales (tubos longitudinales), en los que se lleva a cabo de la absorción y digestión.
• Aparato excretor (osmorregulador) de tipo protonefridial, es un sistema tubular con células en flama; cada una de ellas se abre a un túbulo terminal y éstos, a su vez, se vierten en 2 conductos colectores, uno a cada lado del cuerpo, que se vacían en una vejiga excretora, la cual desemboca en el poro excretor, habitualmente en localización terminal.
• Sistema nervioso, compuesto por pares de troncos nerviosos longitudinales, ventral, dorsal y lateral interconectados por comisuras y que se extienden desde 2 ganglios dorsales localizados cerca de la faringe. Ramas nerviosas menores motoras y sensoriales derivadas de estas estructuras innervan a los diferentes órganos y tegumento.
• Aparato reproductor. Con excepción de Schistosoma, los trematodos digenéticos son hermafroditas. Se pueden presentar autofecundación y fertilización cruzada.
   Sistema masculino:
Compuesto generalmente por 2 testículos (Schistosoma es multitesticular), cuya localización y forma depende de la especie de trematodo, dos espermiductos que se unen en un canal deferente que termina en el órgano copulador, el cirro, con frecuencia retraído en la bolsa del cirro. En esta misma bolsa se encuentran la vesícula seminal y la glándula prostática. En la cópula, el cirro protruye a través del poro genital, situado ventralmente.
   Sistema femenino:
Constituido por un ovario, cuya ubicación depende de la especie, un oviducto corto que se une a la vesícula seminal donde ocurre la fertilización, cerca del ootipo, una pequeña cámara rodeada por dos grupos de glándulas de Mehlis y en la que confluyen el oviducto y las glándulas vitelinas, dispuestas en los campos laterales. Debajo del ootipo se encuentra el útero que se prolonga hasta un poro genital, cercano al masculino, dentro del atrio genital.
Los oocitos que abandonan el ovario completan la meiosis después de la penetración del esperma, asociandose a las células vitelinas y con la contribución de las glándulas de Mehlis.
Los huevos formados presentan habitualmente un opérculo, a través del cual sale la larva (miracidio).

Vínculos.

- Toledo R, Esteban JG, Fried B. Current status of food-borne trematode infections. Review. Eur J Clin Microbiol Infect Dis, 2012; 31:1705–1718. DOI 10.1007/s10096-011-1515-4
- Furst T, Sayasone S, Odermatt P, Keiser J, Utzinger J. Manifestation, diagnosis, and management of foodborne trematodiasis. BMJ, 2012;344 (7863) , art. no. e4093 doi: http://dx.doi.org/10.1136/bmj.e4093
- Fried B, Abruzzi A. Food-borne trematode infections of humans in the United States of America. Parasitol Res. 2010 May;106(6):1263-80. DOI: 10.1007/s00436-010-1807-0 Interesante revisión de las trematodiasis adquiridas por alimentos, autóctonas e importadas, en EUA. Su importancia.
- Keiser J, Utzinger J. Food-borne trematodiases. Clin Microbiol Rev. 2009 Jul;22(3):466-83.
- Larry S. Roberts, John Janovy Jr. Foundations of Parasitology. (2008), 8th ed, Barnes&Noble. ISBN-13: 9780073028279

Hecho en México, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), todos los derechos reservados 2011. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Sitio web administrado por: Dra. Teresa Uribarren Berrueta. Contacto