ENTEROBIOSIS o ENTEROBIASIS

Dra. Teresa Uribarren Berrueta
Departamento de Microbiología y Parasitología, Facultad de Medicina, UNAM
berrueta@unam.mx

Introducción.
Enterobius vermicularis es un nematodo cuyo único hospedero natural es el humano. Su distribución es cosmopolita, tanto en zonas templadas como en los trópicos, y se presenta en todos los niveles socioeconómicos, aunque prevalece en condiciones de hacinamiento y falta de higiene. Se observa el mayor número de casos en niños de <1 - 9 años de edad, y a nivel institucional: internados, orfanatos, cuarteles, guarderias, hospitales psiquiátricos. Debe considerarse como una patología que abarca a todo el núcleo familiar.

Morfología.

Enterobius vermicularis hembra

Enterobius vermicularis macho

Porción cefálica de Enterobius vermicularis - alulas

Porción anterior de E. vermicularis. Se aprecian las alulas. CDC.

E. vermicularis. Adulto hembra y macho. Se identifica fácilmente el extremo posterior enroscado del macho. Chiang Mai University, Thailand  

Enterobius vermicularis es un gusano blanquecino, delgado, con extremo posterior afilado, curvado en el macho y recto en la hembra. En el extremo anterior presenta 2 ornamentaciones llamadas alulas. La boca tiene 3 labios y se aprecia un gran bulbo esofágico. La hembra mide alrededor de 1 cm y el macho 0.5 cm.

Los huevos, ovales, tienen una cubierta delgada. Una de sus caras es aplanada y la otra convexa. Son muy ligeros y miden 45 - 60 µm de longitud. Los huevos recién depositados por las hembras no se encuentran embrionados.

Enterobius vermicularis. Huevo no embrionado. Dr. Benjamín Nogueda
Enterobius vermicularis. Huevo no embrionado.
M. en C. Rosa María Sánchez M. Depto Parasitología, ENCB-IPN


Ciclo biológico.

Ciclo biológico de Enterobius vermicularis. Modificado de DPDx

La forma infectante es el huevo embrionado, que se adquiere habitualmente por contaminación fecal - oral, a través de fomites (juguetes, ropa de cama, otros objetos) y manos, o por inhalación. La autoinfección ocurre debido al rascado de la zona perianal, y la transferencia de huevos infectantes a la boca. Los parásitos adultos se encuentran en íleon terminal, ciego, apéndice e inicio del colon ascendente transcurridas dos semanas a la infección, sin invadir tejidos en condiciones normales. Los machos son eliminados con la materia fecal después de la cópula y las hembras migran hacia el recto, descienden a la región perianal donde depositan un promedio de 11 000 huevos, los cuales quedan adheridos en esa zona y contienen larvas completamente desarrolladas pocas horas más tarde. Son diseminados al perderse el material adherente y conservan su infectividad por un período de hasta 3 semanas. Las reinfecciones y autoinfecciones son frecuentes.

Enterobius vermicularis. Huevo embrionado. Forma infectante. Dr. Benjamín Nogueda
Enterobius vermicularis. Huevo embrionado. Forma infectante.
Dr. Benjamín Nogueda T, Depto. de Parasitología, ENCB-IPN.

Espectro clínico.
Los signos y síntomas reportados con mayor frecuencia son prurito perianal (síntoma principal), vulvar (niñas), nasal, irritabilidad, bruxismo y trastornos del sueño. Es frecuente observar excoriaciones en periné y vulva ocasionadas por el rascado, infección bacteriana secundaria, granulomas perianales. En varios estudios se encuentra controversia en cuanto a la relación entre E. vermicularis, rinitis alérgica y dermatitis atópica. (Wördemann M. 2008).

Son poco frecuentes las migraciones aberrantes de las hembras adultas hacia genitales femeninos; las complicaciones asociadas son vulvovaginitis, salpingitis, peritonitis o encapsulamiento de parásitos en mesenterio. Existen reportes aislados de hallazgo de parásitos en parénquima hepático, nódulos pulmonares, bazo, ganglios linfáticos, próstata, riñones.
También es importante descartar la presencia de los parásitos en pacientes, principalmente niñas, con infecciones urinarias.

La apendicitis es considerada por algunos autores como un hecho coincidente. Habitualmente, la presencia de E. vermicularis en apéndice da lugar a un proceso inflamatorio mínimo o nulo. Sin embargo, también existen reportes de infiltrados de eosinófilos y neutrófilos, granulomas in situ y zonas de necrosis asociadas a parásitos en degeneración. Puede resultar difícil distinguir entre una infección primaria por este parásito y una apendicitis aguda de otra etiología (Lamps LW. 2008; Fallah E. 2011).

Diagnóstico.
El diagnóstico se basa en la recuperación e identificación de los parásitos adultos y huevos.
El hallazgo accidental de los parásitos en pliegues perianales y zona interna de los muslos es reportado por los padres en algunos casos.

Enterobius vermicularis. Huevos. Técnica diagnóstica de la cinta adhesiva (técnica de Graham)
E. vermicularis. Huevos. Técnica diagnóstica de la cinta adhesiva (técnica de Graham).
Dr. Benjamín Nogueda T, Depto. de Parasitología, ENCB-IPN.

El método de Graham (se han implementado modificaciones), electivo, consiste en un raspado perianal con cinta adhesiva transparente, o placas plásticas engomadas semirígidas, por la mañana, sin previo aseo. También se emplean placas acrílicas de colores azul y verde, útiles como filtros luminosos. La muestra se observa directamente al microscopio.

Test de Graham, YouTube. Hospital Dr. Luis Calvo Mackeena. Forma infectante en movimiento.

Tratamiento.
Albendazol, mebendazol o ivermectina.
El tratamiento incluir a todos los miembros de la familia, y repetirse 15 días después si se considera necesario.
Instrucción sobre medidas de higiene, que incluyen aseo personal, corte de uñas, cambio frecuente de la ropa de cama, limpieza de juguetes y otros objetos que pudieran actuar como fomites.
Cuando los parásitos afectan genitales femeninos externos de niñas, es conveniente explicar a los padres que no es una enfermedad de transmisión sexual, indicativa de abuso.

Vínculos.

- Clark CG, Röser D, Stensvold CR. Transmission of Dientamoeba fragilis: pinworm or cysts? Trends Parasitol. 2014 Jan 31. pii: S1471-4922(14)00006-3. doi: 10.1016/j.pt.2014.01.005.
- SJB Van Weyenberg, NK De Boer. Enterobiasis vermicularis. Video Journal and Encyclopedia of GI Endoscopy, October 2013;1 (2):359-360.
- Lei WT1, Chang HY, Lien CH, Lee HC, Tsai TL, Lin CY. Pruritus ani with white threads in a school-aged girl. J Pediatr. 2013 Sep;163(3):916. doi: 10.1016/j.jpeds.2013.03.082.
- Bager P, Vinkel Hansen A, Wohlfahrt J, Melbye M. Helminth Infection Does Not Reduce Risk for Chronic Inflammatory Disease in a Population-Based Cohort Study. Gastroenterology, January 2012;142(1):55-62.
- Arkoulis N, Zerbinis H, Simatos G, Nisiotis A. Enterobius vermicularis (pinworm) infection of the liver mimicking malignancy: Presentation of a new case and review of current literature. International Journal of Surgery Case Reports, 2012; 3(1): 6-9.
- López-Olmos J, Gasull J. Enterobius vermicularis (oxiuros) en la práctica ginecológica: clínica y citología. Experiencia de 3 casos. Clínica e Investigación en Ginecología y Obstetricia, September–October 2011;38(5):197-201.
- Fallah E, Dehgani A. A Study On Entrobius Vermicularis Infection In A Appendices Removed By Surgery In Tabriz Hospitals. The Internet Journal of Parasitic Diseases. 2011;4(1).
- Ayala CMM, Monroy RF, Gómez LEM. Enterobiasis vaginal. Comunicación de un caso. Ginecol Obstet Mex 2009;77(10):491-3.
- Wördemann M, Junco Diaz R, Menocal Heredia L, et al. Association of atopy, asthma, allergic rhinoconjunctivitis, atopic dermatitis and intestinal helminth infections in Cuban children. Trop Med Int Health, 2008;13(2):180–186.
doi:10.1111/j.1365-3156.2007.01988.x
- Montalvo-Javé EE, Alarcón BL, Mosqueira MC, Athié GC. Frecuencia de apendicitis relacionada a parásitos, tuberculosis y salmonelosis en el Hospital General de México de 1975-1990. Análisis de 4,679 casos. Cir Gen 2008; 30(3):136-140.
- Laura W. Lamps. Beyond acute inflammation: a review of appendicitis and infections of the appendix. Diagnostic Histopathology, Feb 2008;14(2):68-77. doi:10.1016/j.mpdhp.2007.12.002
- Requena I, Jimenez Y, Rodriguez N, et al. Enterobius vermicularis in preschool children from a suburban area in San Félix, Bolívar State, Venezuela. Invest clín, Sept 2007;48(3):277-286. ISSN 0535-5133 [cited 02 Feb 2009]. Available from World Wide Web.
-Wu ML, Kuksuk LK, Olinger EJ. Enterobius vermicularis. Arch Pathol Lab Med 2000 April; 124(4):647-8. Imágenes en Patología. Reporte breve de infección en mujer adulta.

Hecho en México, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), todos los derechos reservados 2011. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Sitio web administrado por: Dra. Teresa Uribarren Berrueta. Contacto