DIPYLIDIOSIS o DIPILIDIASIS

Dra. Teresa Uribarren Berrueta
Departamento de Microbiología y Parasitología, Facultad de Medicina, UNAM
berrueta@servidor.unam.mx

Dipylidium caninum es un cestodo de cánidos y félidos domésticos. También afecta a animales silvestres, como zorros, jaguares, gatos silvestres, dingos, hienas, entre otros. El humano es un hospedero accidental y la infección se presenta principalmente en niños.

Morfología:

El cestodo adulto presenta una longitud variable, de 20 - 75 centímetros. Tienen la apariencia de un listón largo y plano. El cuerpo cuenta con estructuras comunes a otros cestodos ciclofilídeos: escólex con cuatro ventosas, ganchos, cuello, y estróbilo con proglótidos inmaduros, maduros y grávidos; cada proglótido presenta dos poros. En los segmentos grávidos se localizan los paquetes que contienen entre 8 - 15 huevos, esféricos, con una delgada membrana y medidas de 30 - 40µm.

Los proglótidos recién eliminados con heces han sido comparados con semillas de pepino, calabaza o granos de arroz. También pueden confundirse con larvas de mosca. Miden 0.5 - 1.0 cm de longitud y 0.1 - 0.2 cm de grosor y es notoria su movilidad cuando se les encuentra recién expulsados. Son muy lábiles ante la desecación.

Ciclo biológico:

Dipylidium caninum ciclo

Los parásitos adultos maduran en un lapso de 4 semanas. Los proglótidos grávidos migran hacia el ano y son eliminados de manera espontánea o con las heces fecales. Debe considerarse la eliminación activa de proglótidos y su presencia en la región perineal de animales y humanos.
En el ambiente liberan paquetes de huevos característicos. Los hospederos intermediarios son insectos, habitualmente pulgas: Ctenocephalides spp, Pulex irritans y Trichodectes canis, piojo del perro, en los que se libera la oncosfera y se desarrolla el cisticercoide (larva). El hospedero vertebrado adquiere la infección al ingerir los insectos que contienen cisticercoides. El humano, con mayor frecuencia niños en contacto estrecho con mascotas, contrae la parasitosis por contacto con perros y gatos, principalmente, con la consecuente ingesta de pulgas/piojos.

Espectro clínico:

El humano no es el hospedero habitual y la carga de parásitos es habitualmente baja. La infección es asintomática en la mayor parte de los casos. Los signos y síntomas suelen ser inespecíficos: anorexia, dolor epigástrico, distensión abdominal, diarrea, meteorismo e irritabilidad. También se han reportado prurito y dolor anal. En ocasiones se presenta urticaria.
.Usualmente, el hallazgo de proglótidos en región perianal, heces o en el suelo, conduce al diagnóstico. Los proglótidos presentan motilidad por un corto período de tiempo.

Diagnóstico:

Se lleva a cabo identificando los proglótidos y/o paquetes de huevos en heces, zona perianal, con un doble poro genital característico, en pañales y ropa interior. Los huevos se desintegran rápidamente, pero pueden encontrarse en heces fecales recién emitidas.

Dipylidium caninum paquete de huevos Dipylidium caninum proglótidos
Dipylidium caninum. Paquete de huevos. Proglótidos con doble poro genital. Imágenes: Dr. Jorge Tay Z., Facultad de Medicina, UNAM.

En ocasiones el cuadro clínico puede ser similar al presentado por Enterobius vermicularis. (Neira et al., 2008).

El empleo de PCR puede ser de utilidad en la identificación del DNA del parásito a partir de pulgas infectadas. (Beugnet et al., 2014).

Tratamiento.
El tratamiento de la dipilidiosis consiste en la administración de prazicuantel o albendazol. Sin embargo, esto no es suficiente en una gran proporción de los casos; es erróneo por parte de médicos y veterinarios abordar el problema de manera unilateral.
Una vez que se ha diagnosticado dipilidiosis o infestación por pulgas o piojos en los animales, es necesario el tratamiento de ambas parasitosis, de lo contrario, tanto animales como los humanos en contacto con ellos están en riesgo de sufrir reinfecciones o reinfestaciones.
El prazicuantel, uno de los fármacos utilizados, un antihelmíntico de amplio espectro, aumenta la permeabilidad de la membrana celular del parásito y provoca pérdida del calcio intracelular, contracción y parálisis de la musculatura. El fármaco actúa desintegrando el parásito, por lo que no se observarán los restos en materia fecal.

Epidemiología.
La prevalencia de pulgas y de parásitos gastrointestinales de perros y gatos depende, en cierta medida, de la localización geográfica y cambios en el clima, por lo que el espectro de parásitos y su prevalencia varía en diferentes estudios. En estudios realizados con perros en estado de calle, Eguía-Aguilar y cols. (2005) y Cantó y cols. (2011) identificaron a D. caninum como el parásito más frecuente en perros en la ciudad de México y en Querétaro, respectivamente.

Vínculos.

- Venkat R Minnaganti. Dipylidiasis. Medscape. Actualización noviembre 2015.
- Beugnet F, Labuschagne M, Fourie J, Jacques G, Farkas R, Cozma V, Halos L, Hellmann K, Knaus M, Rehbein S. Occurrence of Dipylidium caninum in fleas from client-owned cats and dogs in Europe using a new PCR detection assay. Vet Parasitol. 2014 Sep 15;205(1-2):300-6. doi: 10.1016/j.vetpar.2014.06.008.
- Vélez-Hernández L, Reyes-Barrera KL, Rojas-Almaráz D, Calderón-Oropeza MA, Cruz-Vázquez JK, Arcos-García JL. Riesgo potencial de parásitos zoonóticos presentes en heces caninas en Puerto Escondido, Oaxaca. Salud Publica Mex. 2014 Nov-Dec;56(6):625-30.
- García-Agudo L, García-Martos P, l Rodríguez-Iglesias M. Dipylidium caninum infection in an infant: a rare case report and literature review. Asian Pacific Journal of Tropical Biomedicine, Volume 4, Supplement 2, July 2014, Pages S565-S567
- Cantó GJ, Guerrero R, Olvera-Ramírez AM, Milián F, Mosqueda J, Aguilar-Tipacamú G. Prevalence of fleas and gastrointestinal parasites in free-roaming cats in central Mexico. PLoS One. 2013;8(4):e60744. doi: 10.1371/journal.pone.0060744.
- Cantó, G.J., García, M.P., García, A., Guerrero, M.J., Mosqueda, J. The prevalence and abundance of helminth parasites in stray dogs from the city of Queretaro in central Mexico. Journal of Helminthology, 2011;85(3):263-269.
- García-Martos P, García-Agudo L. Dipilidiosis. Casos de Microbiología Clínica. Caso no. 448. Abril, 2009. Patrocinio de la SEIMC.
- Neira OP, Jofré ML, Muñoz SN. Infección por Dipylidium caninum en un preescolar. Presentación del caso y revisión de la literatura. Rev. chil. infectol. 2008 Dec; 25(6): 465-471.
- Neira O P, Jofré M L, Muñoz S N. Infección por Dipylidium caninum en un preescolar. Presentación del caso y revisión de la literatura. Rev Chilena Infectol. 2008 Dec;25(6):465-71. doi: /S0716-10182008000600010.
- Eguía-Aguilar P, Cruz-Reyes A, Martínez-Maya JJ. Ecological analysis and description of the intestinal helminths present in dogs in Mexico City. Vet Parasitol. 2005 Jan 20;127(2):139-46.
- Molina CP, Ogburn J, Adegboyega P. Infection by Dipylidium caninum in an infant. Arch Pathol Lab Med. 2003;127(3):e157-9.

Hecho en México, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), todos los derechos reservados 2011. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Sitio web administrado por: Dra. Teresa Uribarren Berrueta. Contacto