DIFILIBOTRIOSIS o DIPHYLLOBOTHRIASIS

Dra. Teresa Uribarren Berrueta
Departamento de Microbiología y Parasitología, Facultad de Medicina, UNAM
correo electrónico: berrueta@unam.mx

Las parasitosis causadas por cestodos y transmitidas por ingesta de pescado se reducen casi exclusivamente a tenias del orden Diphyllobothriidea, que tienen ciclos de vida con tres hospederos (excepto Spirometra). Los peces constituyen el segundo hospedero intermediario, y causan la enfermedad en el humano. (Scholz & Kuchta. 2016). La difilobotriosis se presenta habitualmente en ecosistemas de agua dulce, donde coinciden la contaminación con heces fecales, los parásitos y la ingesta de carne de pescado crudo o mal cocido. A diferencia de otros cestodos del humano, Diphyllobothrium requiere de dos hospederos intermediarios.

Morfología.
Los agentes etiológicos identificados en Sudamérica son: Diphyllobothrium latum, D. nihonkaiense y D. denditricum, en aguas dulces, y D. pacificum en ambiente marino. Se considera más frecuente a D. latum (Kuchta et al., 2013; Schauer. 2014; Scholz & Kuchta. 2016).
El escólex tiene botrios delgados y profundos.
El tamaño del cestodo adulto oscila entre 4 - 10 m, con un promedio de 3 000 - 4 000 proglótidos y produce diariamente alrededor de 1 millón de huevos; éstos son son elipsoidales, presentan un opérculo y miden 73 mm x 50 mm.
Las larvas plerocercoides miden 1 - 5 cm.

Ciclo biológico.

Los huevos eliminados con las heces fecales del humano, otros mamíferos y aves maduran hasta producirse la eclosión de la oncosfera que da origen al coracidio, embrión acuático; éste es ingerido por microcrustáceos de agua dulce (copépodos), primeros hospederos intermediarios, madura hasta el estadio de larva procercoide y en segundos hospederos intermediarios, peces de agua dulce, se ubica en diversos órganos y musculatura en donde se desarrolla la larva plerocercoide, forma infectiva para el humano y otros hospederos definitivos, entre ellos mamíferos silvestres, domésticos, aves; adquirimos la infección por ingesta de carne de pescado cruda (trucha, salmón, lucio y lubina, otros) en filete, cebiche, sushi, sashimi, ahumada o mal cocida. El hábitat del estadio adulto de Diphyllobothrium latum es el intestino delgado, al que se adhiere mediante un escólex que presenta dos hendiduras musculares denominadas botrios. El gusano adulto inicia la eliminación de huevos un mes después y vive 4.5 años en promedio.

Ciclo biológico de Diphyllobothrium latum

Espectro clínico.
La difilobotriosis es habitualmente una infección asintomática, aunque un porcentaje de pacientes refiere: dolor abdominal, diarrea, vómito y pérdida de peso. Entre las complicaciones se encuentran: deficiencia de vitamina B12, la consiguiente anemia megaloblástica y hasta alteraciones neurológicas severas, obstrucción intestinal y colecistitis o colangitis (por migración de proglótidos).

Diagnóstico.
Se lleva a cabo mediante la identificación de huevos, eliminados en grandes cantidades (examen microscópico) y/o el hallazgo de proglótidos: estos tienen las características de ser más anchos que largos, con poro genital central y útero en forma de roseta.

Tratamiento.
Prazicuantel.

Epidemiología.
A principios de la década de los 70s, se estimaba que esta parasitosis afectaba unos 9 millones de personas en el mundo, principalmente en Europa y Asia. En los 90s, se calculaban 20 millones de personas con diphyllobothriosis a nivel global (Scholz, et al. 2009). Recientemente, en México se detectó un caso importado (Rodríguez-Pérez et al., 2016).

Vínculos.

- Rodríguez-Pérez EG, Escandón-Vargas K, Castellanos JA. An unusual imported case of diphyllobothriosis in Mexico. The Brazilian Journal of Infectious Diseases. Available online 23 December 2016.
- Scholz T, Roman Kuchta R. Fish-borne, zoonotic cestodes (Diphyllobothrium and relatives) in cold climates: A never-ending story of neglected and (re)-emergent parasites. Review. Food and Waterborne Parasitology, September 2016; 4:23-38
http://dx.doi.org/10.1016/j.fawpar.2016.07.002
- Alice Schauer Weissfeld. Infections from Eating Raw or Undercooked Seafood. Clinical Microbiology Newsletter, February 2014;36(3):17-21. Una visión integral de patogenos, bacterianos, virales y parasitarios.
- Kuchta R et al. Tapeworm Diphyllobothrium dendriticum (Cestoda)--neglected or emerging human parasite? PLoS Negl Trop Dis. 2013 Dec 26;7(12):e2535. doi: 10.1371/journal.pntd.0002535.
- Nancy Craig. Fish tapeworm and sushi. Can Fam Physician. 2012 June; 58(6): 654–658.
- Scholz T, Garcia HH, Kuchta R, Wicht B. Update on the human broad tapeworm (genus diphyllobothrium), including clinical relevance. Clin Microbiol Rev. 2009 Jan;22(1):146-60. doi: 10.1128/CMR.00033-08
- Dorny P, Praet N, Deckers N, Gabriel S. Emerging food-borne parasites. Vet Parasitol 2009;163 (3):196-206. Una integración de patógenos adquiridos por ingesta de alimentos contaminados. doi:10.1016/j.vetpar.2009.05.026
- Nakaji K, Nakae Y, Kumamoto M, Suzumura S. Diphyllobothriasis. Int Med 2009;48 (16):1479. Minicaso. Excelentes imágenes.
- Llaguno MM, Cortez-Escalante J, Waikagul J, Faleiros ACG, Das Chagas F, Castro C. Diphyllobothrium latum infection in a non-endemic country: Case report. Revista da Sociedade Brasileira de Medicina Tropical 2008;41(3):301-303. doi: 10.1590/S0037-86822008000300015
- Cabello FC. Salmon aquaculture and transmission of the fish tapeworm. Emerg Infect Dis. January 2007;13(1).
- Jong-Yil Chai, K. Darwin Murrell and Alan J. Lymbery. Fish-borne parasitic zoonoses: Status and issues. Int J Parasitol, Oct 2005;35(11-12):1233-1254. doi:10.1016/j.ijpara.2005.07.013

Hecho en México, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), todos los derechos reservados 2011. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos

Sitio web administrado por: Dra. Teresa Uribarren Berrueta. Contacto