Dobutamina
Solución inyectable
Inotrópico cardiaco

 

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada frasco ámpula contiene:

Clorhidrato de dobutamina.. 250 mg

Vehículo, c.b.p. 20 ml.

 

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

DOBUTAMINA se recomiendan cuando se necesita terapia parenteral para apoyo inotrópico en el tratamiento a corto plazo de adultos con descompensación cardiaca, debida a contractilidad deprimida que resulta de enfermedad cardiaca orgánica o de procedimientos cardiacos quirúrgicos. En pacientes que tienen fibrilación atrial con respuesta ventricular rápida debe usarse una preparación digitálica antes de instituir la terapia con clorhidrato de DOBUTAMINA.

El clorhidrato de DOBUTAMINA se utiliza solo o como auxi­liar en el tratamiento de bradicardia sinusal.

Se emplea para mejorar la condición en bloqueo de primer grado y Wenckebach, y se prescribe para pacientes con falla cardiaca a los que se les va a trasplantar el corazón.

Se emplea en pacientes con infarto al miocardio, con daño severo al ventrículo izquierdo y con daño cardiaco congestivo de bajo rendimiento; se prescribe para mejorar la hemodinamia en la embolia pulmonar masiva y en el daño circulatorio.

Se prescribe para proporcionar soporte inotró­pico en pacientes de edad avanzada con choque séptico y con depresión miocárdica refractaria a la dopamina.

También se usa como auxiliar en el estrés de la ecocar­diografía.

 

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

DOBUTAMINA es un agente inotrópico de acción directa, cuya actividad primaria resulta de la estimulación de los receptores del corazón a la vez que produce efectos cronotrópicos, hiperten­sivos, arritmogénicos y vasodila­tadores comparativamente ligeros. No causa la liberación de norepinefrina endógena como lo hace la dopamina.

En estudios animales, el clorhidrato de DOBUTA­MINA produce un menor aumento en la frecuencia cardiaca y una menor reducción en la resistencia vascular periférica, para un efecto inotrópico dado por el isoproterenol.

En pacientes con función cardiaca deprimida tanto el clorhidrato de DOBUTAMINA como el isoproterenol aumentan el rendimiento cardiaco en grado similar.

En el caso del clorhidrato de DOBUTAMINA, en general, este aumento no se acompaña por una marcada elevación de la frecuen­cia cardiaca (aunque rara vez se observa taquicardia), el volumen del latido cardiaco se ve por lo general aumentado.

En contraste, el isoproterenol aumenta el índice cardiaco principalmente por un aumento en la frecuencia cardiaca, mientras que el volumen por latido cambia muy poco o se reduce.

En estudios electro­fisio­lógicos en humanos y en pacientes con fibrilación atrial se observó una facilitación en la conducción atrioventricular. La resistencia vascular sisté­mica en general disminuye con la administración de clorhidrato de DOBUTAMINA.

Ocasionalmente se ha observado una vasoconstricción mínima. En el limitado número de pacientes que fueron estudiados a 24, 48 y 72 horas, en algunos ocurrió aumen­to persistente en el rendimiento cardiaco, mientras que en otros este rendimiento regresó a su línea basal.

El ataque de la acción del clorhidrato de DOBUTAMINA es de 1 a 2 minutos; sin embargo, se pueden requerir hasta 10 minutos para obtener el efecto máximo de una infusión particular.

La vida media del clorhidrato de DOBUTAMINA en el plasma en humanos es de 2 minutos. Las principales vías del metabolismo son la metilación del grupo catecol y la conjugación. En la orina humana los productos de mayor excreción son los conjugados de dobutamina y 3-O-metil-dobutamina.

El derivado 3-O-metil-dobutamina es inactivo. La alteración de las concentraciones sinápticas de las cateco­laminas, ya sea con reserpina o antidepresivos tricíclicos, no modifica las acciones del clorhidrato de DOBUTAMINA en animales, lo cual indica que las acciones del clorhidrato de DOBUTAMINA no dependen de mecanismos presinápticos.

 

CONTRAINDICACIONES:

Las inyecciones de clorhidrato de DOBUTAMINA están contraindicadas en pacientes con estenosis idiopática hipertrófica subaórtica, y en aquéllos que han mostrado manifestaciones previas de hipersensibilidad al clorhidrato de DOBUTAMINA.

 

PRECAUCIONES GENERALES:

Antes de administrar el clorhidrato de DOBUTAMINA se debe corregir la hipo­volemia. Se recomienda vigilar el electrocardiograma del paciente antes del inicio del tratamiento, y seguirlo hasta alcanzar una respuesta estable. Otros fármacos con una actividad agonista al igual que el clorhidrato de DOBUTAMINA pueden producir una ligera reducción en las concentraciones séricas de potasio, aunque rara vez, se presenta una hipocaliemia. Por lo anterior, se debe considerar la vigilancia de los niveles de potasio sérico.

Aumento en la frecuencia cardiaca y la presión sanguínea: Las inyecciones de clorhidrato de DOBUTAMINA pueden causar un marcado aumento en la frecuencia cardiaca o en la presión sanguínea, en especial en la presión sistólica. Aproximadamente 10% de los pacientes en los estudios clínicos exhibieron aumento en la frecuencia de 30 latidos/minuto o más, y cerca de 7.5% tuvieron un aumento en la presión sistólica de 50 mmHg o más. En general, la reducción en la dosificación revertió los efectos en forma rápida. Debido a que el clorhidrato de DOBUTAMINA facilita la conducción atrioventricular, los pacientes con fibrilación atrial tienen el riesgo de desarrollar una respuesta ventricular rápida.

Los pacientes con hipertensión preexistente parecen tener un creciente riesgo de desarrollar una respuesta presora exagerada.

Actividad ectópica: El clorhidrato de DOBUTAMINA puede precipitar o exacerbar la actividad ectópica ventricular, aunque rara vez ha ocasionado taquicardia ventricular.

Hipersensibilidad: Se han reportado reacciones sugestivas de hipersensibilidad asociada con la administración del clorhidrato de DOBUTAMINA que incluyen comezón en la piel, eosinofilia y bron­cospasmo.

Algunas formulaciones de clorhidrato de DOBUTAMINA contienen bisul­fito de sodio, un sulfito que puede causar reacciones de tipo alérgico que incluyen síntomas anafilácticos y de amenaza de vida, o episodios asmáticos menos severos en algunas personas que son susceptibles.

Se desconoce la prevalencia total de la sensibilidad al sulfito en la población general, y se sospecha que ésta sea baja.

La sensibilidad a los sulfitos se observa con mayor frecuencia en personas asmáticas que en las no asmáticas.

No deben administrarse soluciones que contengan dextrosa por la misma vía que la sangre, porque se puede causar una seudoaglutinación o he­mólisis.

La administración intravenosa de soluciones puede causar una sobrecarga de líquidos, lo cual resulta en una dilución de las concentraciones electrolíticas séricas, so­brehidratación, estados congestionados o edema pul­monar. El riesgo de estados diluidos es inversamente proporcional a las concentraciones de electrólitos de las inyecciones. El riesgo de la sobrecarga del soluto que causa los estados congestionados con edema periférico y pulmonar es directamente proporcional a las concentraciones de electrólitos de las inyecciones.

Durante la administración de las inyecciones de clorhidrato de DOBUTAMINA, como con cualquier otro agente adrenérgico, se debe vigilar en forma continua el ECG y la presión sanguínea. Además la presión pulmonar y el rendimiento cardiaco se deben vigilar, cuando sea posible, para contribuir en una infusión segura y efectiva del clorhidrato de DOBUTAMINA.

Se debe corregir la hipovolemia con un volumen adecuado con expan­sores, antes de que se instituya la terapia con clorhidrato de DOBUTAMINA.

Es posible que no sea notoria alguna mejoría en presencia de una obstrucción mecánica marcada como la estenosis aórtica severa.

Uso después de un infarto agudo al miocardio: La experiencia clínica con el clorhidrato de DOBUTAMINA posterior a un infarto al mio­car­dio ha sido insuficiente para establecer la seguridad del medicamento para su uso. Existe la preocupación de que cualquier agente que aumente la fuerza contráctil y la frecuencia cardiaca pueda aumentar el tamaño de un infarto por intensificación de isquemia, pero se desconoce si lo ocasiona el clorhidrato de DOBUTAMINA.

Pruebas de laboratorio: El clorhidrato de DOBUTAMINA, como cualquier otro a2-agonista, puede producir una ligera reducción de la concentración de potasio sérico rara vez hasta niveles hipocaliémicos. Debe considerarse vigilar el potasio del suero.

 

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

Categoría de riesgo C: El uso y la seguridad del clorhidrato de DOBUTAMINA durante el embarazo aún no está bien establecido. Por lo anterior, el clorhidrato de DOBU­TAMINA no se debe usar en mujeres embarazadas a menos de que los beneficios potenciales sean mayores que los posibles riesgos al producto, a consideración del médico.

 

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:

Ritmo cardiaco aumentado, presión sanguínea y actividad ven­tricular ectópica: Se ha observado un aumento en la presión sistólica de la sangre de 10-20 mmHg y un aumento en la frecuencia cardiaca de 5 a 15 latidos/minuto en la mayoría de los pacientes. Aproximadamente 5% de los pacientes presentaron latidos ventriculares prematuros aumentados durante las infusiones. Estos efectos están relacionados con la dosis.

Hipotensión: Se han descrito reducciones precipitadas en la presión sanguínea ocasionales en asociación con la terapia con clorhidrato de DOBUTAMINA. Una reducción en la dosis o una interrupción en la infusión por lo general resulta en un retorno rápido de la presión sanguínea a sus valores basales. Sin embargo, en casos raros puede requerirse de una intervención y esta reversibilidad puede no ser inmediata.

Reacciones en los sitios de infusión intravenosa: Se ha reportado ocasionalmente flebitis. Se han descrito cambios inflamatorios locales posteriores a la infiltración; casos aislados de necrosis cutánea.

Otros efectos no comunes: Se han reportado los siguientes efectos entre 1 a 3% de los pacientes: náusea, dolor de cabeza, dolor de ­angina, dolor de pecho no específico, palpitaciones y sensación de falta de aire.

Se han reportado casos aislados de trombocitopenia.

La administración de clorhidrato de DOBUTAMINA, como cualquier otra catecolamina, puede producir una ligera reducción en la concentración del potasio en el suero, muy raramente hasta llegar a niveles de hipocaliemia.

Seguridad a largo plazo: Las infusiones de hasta 72 horas no han reve­lado efectos adversos distintos a los observados en infusiones cortas.

 

INTERACCIONES MEDICAMENTOSASY DE OTRO GÉNERO:

Agentes bloqueadores ß-adrenérgicos: Estudios animales indican que el clorhidrato de DOBUTAMINA puede no ser efectivo si el paciente ha recibido recientemente un fármaco bloqueador-a2. En un caso como éste puede darse un aumento en la resistencia vascular periférica.

Estudios preliminares indican que el uso concomitante del clorhidrato de DOBUTAMINA y nitroprusiato dan como resultado un alto rendimiento cardiaco y en general, una presión pulmonar baja, que cuando cualquiera de los fármacos se utiliza por separado.

No se encontró ninguna evidencia de interacciones entre fármacos en los estudios clínicos en los que se administró el clorhidrato de DOBUTAMINA en conjunto con otros fármacos, incluyendo preparaciones digitálicas, furosemida, espironolactona, lidocaína, trinitrato de glicerilo, dinitrato de isosorbide, morfina, atropina, heparina, protamina, cloruro de potasio, ácido fólico y paracetamol.

 

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO:

Hasta la fecha no se han reportado alteraciones en las pruebas de laboratorio.

 

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:

No se han realizado estudios de vida completa en animales que puedan evaluar el potencial carcinogénico o mutagénico. Aún no se realizan estudios que evalúen los estudios en la fertilidad.

Embarazo:

Categoría de riesgo B.

Efectos teratogénicos: Los estudios de reproducción realizados en ratas con dosis de hasta 3.5 veces la dosis normal en humanos (10 mg/kg/min, una dosis diaria total de 14.4 mg/kg) y en conejo con dosis de hasta 2 veces la dosis normal en humanos no mostraron evidencia de daño al feto o efectos teratogénicos debido al clorhidrato de DO­BUTAMINA. Sin embargo, no existen estudios adecuados ni bien controlados en mujeres embarazadas. Dado que los estudios en la reproducción animal no son siempre predictivos de la respuesta en humanos, este fármaco debe emplearse durante el embarazo únicamente si es necesario.

Labor de parto: Se desconoce el efecto del clorhidrato de DOBUTAMINA durante la labor de parto.

Lactancia: Se desconoce aún si este medicamento se excreta en la leche materna. Puesto que muchos medicamentos sí se excretan en la leche humana debe tener­se cuidado al administrarse clorhidrato de DOBUTAMINA a madres en lactancia. Si una madre requiere de tratamiento con clorhidrato de DOBUTAMINA, se debe interrumpir la lac­tancia mientras dura el tratamiento.

Uso pediátrico: Aún no se estudia la seguridad ni la efectividad del clorhidrato de DOBUTAMINA para ser empleado en niños.

 

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

No agregar inyecciones de clorhidrato de DOBUTAMINA a las inyecciones de bicarbonato de sodio al 5% o a ninguna otra solución fuertemente alcalina. Por incompatibilidades físicas potenciales, se recomienda que el clorhidrato de DOBUTAMINA no se mezcle con otros fár­macos en la misma solución. El clorhidrato de DOBUTAMINA no debe emplearse en conjunto con otros agentes o diluyentes que contengan tanto bisulfito de sodio como etanol.

Reconstitución y estabilidad: Al momento de su administración, la inyección de clorhidrato de DOBUTAMINA, debe diluirse más en un contenedor I.V., hasta llegar a una solución de, cuando menos, 50 ml con el empleo de una de las siguientes soluciones intravenosas como disolvente: dextrosa al 5%, dextrosa al 5% y de 0.45% de cloruro de sodio, dextrosa al 5% y de 0.9% de cloruro de sodio, dextrosa al 10%, isolite M con dextrosa al 5%, Ringer lactato, dextrosa al 5% en Ringer lactato, normosol M IN D5-W, osimitrol al 20% en agua para inyección, Ringer al 0.9%, cloruro de sodio o sodio lactado. Las soluciones intravenosas deben emplearse en un lapso no mayor de 24 horas.

La inyección de clorhidrato de DOBUTAMINA en dextrosa al 5% se administra por vía intravenosa mediante un catéter o una aguja intravenosa adecuada. Se recomienda el empleo de un aparato electrónico calibrado de infusión para controlar la tasa de flujo en ml/hora o gotas/minuto. Las soluciones que contengan clorhidrato de DOBUTAMINA pueden presentar un color rosado que, en caso de estar presente, aumentará con el tiempo. Este cambio de color se debe a una ligera oxidación del fármaco, pero no existe pérdida de potencia alguna durante el tiempo de reconstitución indicado arriba.

Dosis recomendada: La tasa de infusión necesaria para aumentar el rendimiento cardiaco por lo general varía de 2.5 a 15 mg/kg/min (véase Tabla). En raras ocasiones, las fluctuaciones de la infusión de hasta 40 mg/kg/min han sido necesarias para obtener el efecto deseado.

Se debe ajustar la tasa de administración y la duración de la terapia de acuerdo con la respuesta del paciente, determinado por la frecuencia cardiaca, presencia de actividad ectópica, presión sanguínea, flujo de la orina y, cuando sea posible, medición de venas centrales o presión neumológica y rendimiento cardiaco. Se han administrado concentraciones de hasta 5,000 mg/ml en humanos (250 mg/50 ml).

El volumen final administrado debe determinarse por los requerimientos de fluidos del paciente. Los productos parenterales del fármaco se deben inspeccionar visualmente en busca de partículas en suspensión y decoloración antes de su administración, cuando la solución y el contenedor lo permitan.

 

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓNO INGESTA ACCIDENTAL:

Son muy raros los reportes de sobredosis con clorhidrato de DOBU­TA­MINA. La siguiente información pretende servir como una guía si se llega a presentarse una sobredosis.

Signos y síntomas: La toxicidad del clorhidrato de DO­BUTAMINA se debe, en general, al estímulo excesivo del a2 del receptor cardiaco. La duración de la acción del clorhidrato de DOBUTAMINA es en general corto (t½ = 2 minutos) porque es metabolizado rápidamente por la catecol-O-metiltransferasa. Los síntomas de toxicidad pueden incluir anorexia, náusea, vómito, temblor, ansiedad, palpitaciones, dolor de cabeza, sensación de falta de aire, angina de pecho y no específico.

Los efectos positivos inotrópicos y cronotrópicos del clorhidrato de DOBUTAMINA en el miocardio pueden causar hipertensión, taquiarritmias, isquemia miocárdica y fibri­lación ventricular. La hipotensión puede resultar de la vasodilatación.

Las acciones iniciales que deben tomarse en caso de una sobredosis por clorhidrato de DOBUTAMINA son la interrupción de la administración del medicamento, el establecimiento de una vía aérea y la seguridad de oxigenación y ventilación. Las medidas de resucitación deben iniciarse de inmediato. La taquiarritmia ventricular severa puede tratarse exitosamente con propranolol o lidocaína.

La hipertensión, en general, responde a una reducción en la dosis o a la interrupción de la terapia. Se deben proteger las vías respiratorias del paciente y permitir la ventilación y la perfusión.

En caso de ser necesario, debe vigilarse al paciente meticulosamente y mantener sus signos vitales dentro de los límites aceptables, contenido de gases en la sangre, electrólitos en el suero, etc.

No se ha establecido el beneficio de forzar una diuresis, aplicar una diálisis peritoneal, una hemodiálisis o hemoperfusión con carbón activado, en caso de sobredosis con clorhidrato de DOBUTAMINA.

 

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30° C y en lugar seco.

 

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Literatura exclusiva para médicos.

Vía de administración: venoclisis. Dilúyase

previamente. Dosis: la que el médico señale.

Su venta requiere receta médica. No se deje al

alcance de los niños. No se administre durante

el embarazo. No se administre este medicamento

sin leer el instructivo anexo.

NOMBRE Y DOMICILIO DEL LABORATORIO:

Véase Presentación o Presentaciones.

 

PRESENTACIÓN O PRESENTACIONES:

Fuente: S.S.A. Catálogo de Medicamentos Genéricos Intercambiables para farmacias y público en general a junio de 2005.
Con el objeto de demostrar la intercambiabilidad a que se refiere el artículo 75 del reglamento de Insumos para la Salud, los medicamentos que integran el Catálogo de Medicamentos Genéricos Intercambiables han sido comparados, siguiendo los lineamientos indicados por la NOM-177SSA1-1998, contra los productos innovadores o de referencia enlistados en las págs. 31 a 39 donde usted lo podrá consultar.