Ceftazidima
Solución inyectable
Antibiótico de amplio espectro

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada frasco ámpula contiene:

Ceftazidima pentahidratada equivalente a 500 mg................  1 g
de ceftazidima

Vehículo, c.b.p.  ...................................2 ml  .................. 3 ml

 

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

CEFTAZIDIMA está indicada en el tratamiento de pacientes con las siguientes infecciones: del tracto respiratorio inferior (neumonía); de la piel y de las estructuras cutáneas, del tracto urinario, septicemia bacteriana; infecciones de huesos y articulaciones, ginecológicas (endometritis, celulitis pélvica y otras infecciones del tracto genital femenino causadas por Escherichia coli); intraabdominales (peritonitis polimicrobiana); del sistema nervioso central (meningitis causada por Haemo­philus influenzae y Neisseria meningitidis, Pseudomonas aeruginosa y Strep­tococcus pneumoniae).

Antes del tratamiento se deben obtener los especímenes para cultivo bacteriano, para poder aislar e identificar los organismos causantes y determinar su susceptibilidad a CEFTAZIDIMA. El tratamiento se puede instituir antes de conocer los resultados de los estudios de susceptibilidad; sin embargo, una vez obtenidos, el tratamiento antibiótico se deberá ajustar conforme a estos resultados. Como ocurre con otras cefalosporinas y penicilinas de amplio espectro, algunas cepas de Enterobacter sp pueden desarrollar resistencia durante la terapia con CEFTAZIDIMA, debido a la producción inducida de beta-lactamasa de tipo 1. Durante el tratamiento de infecciones por Enterobacter sp y cuando resulte apropiado, se debe considerar la realización de pruebas periódicas de susceptibilidad. CEFTAZIDIMA se puede administrar sola en casos de sospecha de septicemia o septicemia confirmada. CEFTAZIDIMA se ha utilizado con éxito en estudios clínicos como tratamiento empírico, en los casos en que se han aplicado varios tratamientos concomitantes con otros antibióticos. También puede utilizarse de manera concomitante con otros antibióticos como aminoglucó­sidos, vancomicina y clindamicina; en infecciones graves que ponen en peligro la vida, y en pacientes inmunocomprometidos.

Sólo se ha usado sola o en combinación en el tratamiento de pacientes con infecciones pulmonares con fibrosis quística; en pacientes in­mu­nocomprometidos con neutropenia febril; en neonatos con infecciones de gramnegativos y en sepsis hospitalaria. CEFTAZIDIMA tiene una acción bactericida mediante la inhibición de la enzima responsable de la síntesis de la pared celular.

Un amplio número de organismos gramnegativos son susceptibles a CEFTAZIDIMA in vitro, incluyendo las cepas resistentes a la gentamicina y otros aminoglucósidos. Además CEFTAZIDIMA ha mostrado ser activa contra or­ganismos grampositivos.

Es altamente estable frente a las beta-lactamasas plasmídicas o cromosómicas, que son las más importantes desde el punto de vista clínico y que son producidas por organismos gramnegativos y grampositivos, por consiguiente, es activa contra muchas de las cepas resistentes a la ampi­cilina y otras cefalosporinas.

CEFTAZIDIMA ha mostrado ser activa contra los siguientes organismos tanto in vitro, como en infecciones clí­nicas:

Gramnegativos: Citrobacter spp, Enterobacter spp, Es­cherichia coli, Haemophilus influenzae, Klebsiella, Nei­sseria meningitidis, Proteus mirabilis, Proteus vulgaris, Pseudo­monas spp, Serratia spp..

Grampositivos: Staphylococcus aureus, Strepto­coccus pneumoniae, Streptococcus pyogenes, Micrococcus spp.

Anaerobios: Bacteroides spp (son resistentes muchas cepas de Bacteroides fragilis), Pepto­coccus spp, Peptos­treptococcus spp, Streptococcus spp, Propioni­bacterium spp, Clostridium perfringens, Fusobacterium spp.

CEFTAZIDIMA no es activa frente a estafilo­cocos resistentes a meticilina, Streptococcus faecalis, Listeria monocytogenes, Campylobacter spp, Clostridium difficile.

Además se ha demostrado que es útil in vitro frente a: Neisseria gonorrhoeae, Providencia spp (incluyendo Providencia rettgeri antes Proteus rettgeri), Salmonella spp, Staphylococcus epidermidis y Yersinia entero­colitica.

CEFTAZIDIMA y los aminoglucósidos han demostrado ser, in vitro, sinérgicos contra algunas de las cepas de Pseudomonas aeruginosa y enterobacterias. CEFTA­ZIDIMA y carbe­nicilina también han mostrado ser sinérgicas in vitro en contra de Pseudomonas aeruginosa.

CEFTAZIDIMA no es activa, in vitro, contra estafilococos meticilinoresistentes, Streptococcus faecalis y muchos otros enterococos.

 

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

CEFTAZIDIMA es un antibiótico betalactámico semi­sin­tético de amplio espectro de administración parenteral. Es una cefalosporina de tercera generación que actúa mediante la inhibición de la síntesis de la pared celular bacteriana. CEFTAZIDIMA inyectable es una mezcla seca, estéril de CEFTAZIDIMA pentahidratada y Larginina o carbonato de sodio. Las soluciones de CEFTAZIDIMA varían en color que va desde amarillo claro hasta color ámbar, dependiendo del diluyente y del volumen uti­lizado.

El pH de la solución recién reconstituida está habitualmente entre 5 a 7.5 u 8. Después de la administración intravenosa de CEFTAZIDIMA a una dosis de 500 mg, así como la de 1 g en un lapso de 5 minutos, en adultos, se alcanzaron concentraciones séricas pico promedio entre 45 y 90 mcg/ml, respectivamente.

La absorción y la eliminación de CEFTAZIDIMA fueron directamente proporcionales al tamaño de la dosis.

 

 

La vida media después de la administración I.V., fue aproximadamente de 1.9 horas. Menos de 10% de la dosis de CEFTAZIDIMA se une a proteínas.

El grado de unión a las proteínas resultó independiente de la concentración. No hubo evidencia de acumulación de CEFTAZIDIMA en el suero de personas con función renal normal después de dosis múltiples ni de dosis I.V., de 1 y 2 g cada 8 horas durante 10 días.

La presencia de disfunción hepática no tuvo efecto en la farmacocinética de CEFTAZIDIMA en personas a quienes se les administró 2 g por vía I.V., cada 8 horas duran­te 5 días. Por tanto, no se requiere un ajuste de dosificación a partir de la dosis normal recomendada para pacientes con disfunción hepática, mientras no esté disminuida la función renal.

Aproximadamente entre 80 a 90% de una dosis I.M. o I.V. de CEF­TA­ZIDIMA se excreta sin cambios por los riñones en un periodo de más de 24 horas. Después de la administración I.V., de dosis simples de 500 mg, o de 1 g, cerca de 50% de la dosis aparece en la orina en las primeras dos horas. Se excreta casi 20% adicional entre las 2 y 4 horas después de la administración y, aproximadamente, otro 12% de la dosis aparece en la orina entre las 4 y las 8 horas siguientes. La eliminación de CEFTAZIDIMA por los riñones da por resultado una alta concentración terapéutica en la orina. El aclaramiento renal promedio de CEFTAZIDIMA es aproximadamente de 100 ml/min. El aclaramiento calculado en el plasma de 115 ml/min indicó la eliminación casi completa de CEFTAZIDIMA por vía renal.

La administración de probenecid antes de la dosificación no tuvo efecto sobre la cinética de la eliminación de CEFTAZIDIMA. Esto sugiere que CEFTAZIDIMA es elimi­nada por filtración glomerular y no se secreta en forma activa por mecanismos renales tubulares.

Debido a que CEFTAZIDIMA se elimina casi en su totalidad por los riñones, la vida media sérica es significati­vamente prolongada en pacientes con función renal disminuida. En consecuencia, se sugiere realizar ajustes a la dosis en estos pacientes.

 

CONTRAINDICACIONES:

CEFTAZIDIMA está contraindicada en pacientes que han mostrado hiper­sensibilidad a CEFTAZIDIMA y a los antibióticos del grupo de las cefalosporinas. Se requiere determinar si el paciente ha tenido reacciones de hipersensibilidad previas a CEFTAZIDIMA, cefalosporinas, penicilinas u otros medicamentos, ya que la hipersensibilidad cruzada entre los antibióticos betalactámicos ha sido del 10%.

 

PRECAUCIONES GENERALES:

Se requiere determinar si el paciente ha tenido reacciones de hipersensibilidad previas a CEFTAZIDIMA, cefa­losporinas, penicilinas u otros medicamentos, ya que la hipersensibilidad cruzada entre los antibióticos beta-lactámicos ha sido del 10%.

 

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

Categoría de riesgo B: No existe evidencia de alteración de la fertilidad o daño al feto debido a CEFTAZIDIMA. En un estudio de reproducción en ratas, CEFTAZIDIMA arginina, en cantidades 23 veces mayores a la dosis humana, no fue teratogénica ni embriotóxica. Sin embargo, no existen estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas.

Este medicamento no se debe utilizar en el embarazo, a menos que claramente sea necesario.

CEFTAZIDIMA se excreta en leche materna en bajas concentraciones. En virtud de que no se sabe si el componente de arginina de este producto se excreta en la leche humana, no se ha establecido la seguridad
de CEFTAZIDIMA en lactantes, por lo que se deberá tomar la decisión de suspender la lactancia o el medicamento, considerando la importancia del fármaco para la madre.

No se ha establecido la seguridad en el uso del componente de arginina de CEFTAZIDIMA en neonatos, infantes y niños.

Este producto es para uso en pacientes de 12 años o más. Si el tratamiento con CEFTAZIDIMA está indicado para neonatos, infantes o niños se debe usar una fórmula con carbonato de sodio.

 

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:

Se ha descrito un escaso número de reacciones ad­versas. Las más comunes fueron reacciones locales después de la inyección y reacciones alérgicas o gastro­intestinales.

Locales: Menos del 2% fueron flebitis e inflamación en el sitio de la inyección.

Reacciones de hipersensibilidad: En 2% de los pacientes, prurito, erupción, fiebre, necrólisis epidérmica tóxica, síndrome de Stevens-Johnson y eritema multiforme. Angioedema y anafilaxia (broncospasmo y/o hipo­tensión).

Síntomas gastrointestinales: Menos del 2% presentaron diarrea, náusea, vómito y dolor abdominal.

En ocasiones se presentaron casos de colitis seudomem­branosa.

Reacciones en el sistema nervioso central: Menos de 1% incluye cefalea, vértigo y pares­tesia. Se han reportado convulsiones, encefalo­patía, asterixis, excitabilidad neuromuscular en pacientes con alteración de la función renal.

Genitourinarias: Con menor frecuencia se ha reportado candidiasis y vaginitis.

Reacciones menos frecuentes: Disfunción renal, nefropatía tóxica, disfunción hepática, incluyendo colestasis, anemia aplásica y hemo­rragia.

 

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Después de la administración se ha reportado nefrotoxi­cidad conco­mitante de las cefalosporinas con antibióticos aminoglucósidos o con diuréticos potentes como la furo­semida. La función renal debe vigilar­se en forma cuidadosa, en especial si se administran dosis mayores de los aminoglucósidos, o si el tratamiento es prolongado debido a la posibilidad de nefrotoxicidad y ototoxicidad de los antibióticos amino­glucósidos.

En estudios clínicos no se ha observado nefrotoxicidad y ototoxicidad cuando se ha administrado CEFTAZIDIMA sola. El cloranfenicol ha mostrado ser antagónico con los antibióticos beta-lactámicos, incluyendo a CEFTAZI­DIMA, conn base en estudios in vitro y a las curvas de tiempo de muerte con bacilos entéricos gramnegativos. Debido a la posibilidad
de antagonismo in vivo, en particu­lar cuando se desea una actividad bactericida, se debe vigilar esta combinación medicamentosa.

Interferencia en determinaciones analíticas: Puede dar lugar a un resultado falso-positivo en la prueba directa de Coombs positiva y a resultado falso de glucosurias por el método de reduc­tores con cobre (solución de Benedict o licor de Fehling), pero no así con técnicas enzimáticas.

 

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO:

Se ha reportado eosinofilia, prueba de Coombs positiva sin hemólisis, trombocitosis y elevaciones en una o más de las enzimas hepáticas, aspartato-aminotransferasa (AST, SGOT), alanina-aminotransferasa (ALT, SGPT), DHL, GGT y fosfatasa-alcalina.

Elevaciones temporales de urea en sangre, nitrógeno ureico en sangre y/o de creatinina sérica; pocas veces se ha observado leucopenia, neutro­penia, agranulocitosis, trombocitopenia y linfocitosis temporales.

 

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:

No se ha reportado hasta el momento relación con efectos de carcino­génesis, mutagénesis, teratogénesis ni sobre la fertilidad.

 

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

La dosificación habitual para adultos es de 1 g administrado por vía I.V. o I.M., cada 8 a 12 horas.

La dosificación y la vía de administración se deben determinar por la susceptibilidad de los organismos causantes de la infección, la gravedad de la misma, el estado del paciente y el estado de la función renal del mismo.

En pacientes con disfunción hepática no se requiere de ajuste de dosis.

En pacientes con función renal alterada (tasa de filtración glomerular menor de 50 ml/min) se recomienda reducir la dosis de CEFTAZIDIMA para compensar una excreción más lenta.

En pacientes en los que se sospecha insuficiencia renal, una dosis inicial de carga de 1 g de CEFTAZIDIMA puede administrarse.

Cuando se dispone sólo del valor de la creatinina sérica se debe aplicar la siguiente fórmula (ecuación de Cockcroff) para calcular el aclaramiento de creatinina.

La creatinina sérica debe representar un estado estable de la función renal:

Hombres:

 

 

Mujeres: 0.85 x valor en hombres.

En niños, como en adultos, el aclaramiento de creatinina se debe ajustar de acuerdo con el área superficial corpo­ral o la masa corporal magra, y en casos de insuficiencia renal se debe reducir la frecuencia de administración.

En pacientes sometidos a hemodiálisis se recomienda una dosis de carga de 1 g, seguida por 1 g después de cada periodo de hemodiálisis.

CEFTAZIDIMA puede administrarse por vía I.V. o I.M., pro­funda en una masa muscular grande, como en el cuadrante externo superior del glúteo maximus, o en la parte lateral del muslo.

Evitar la administración intraarterial. Para la administración intramuscular se debe reconstituir CEFTAZIDIMA con uno de los siguientes diluyentes: agua estéril para inyecciones, agua bacteriostática para inyecciones, o inyección de clorhidrato de lidocaína al 0.5 ó 1%.

Se prefiere la administración I.V., de CEFTAZI­DIMA para pacientes con septicemia bacteriana, meningitis bac­teriana, peritonitis u otras infecciones graves que ponen en peligro la vida, o pacientes en riesgo, en razón de una menor resistencia como resultado de condiciones debilitantes como desnutrición, trauma, cirugía, diabetes, insuficiencia car­diaca o malignidad; en particular si se presenta o se espera estado de choque.

 

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL:

Los signos y síntomas de toxicidad por sobredosis de CEFTAZIDIMA pueden incluir: dolor, inflamación y flebitis en el sitio de inyección.

La administración inapropiada de grandes dosis de cefa­losporinas parenterales puede causar vértigo, parestesia, cefalea y convulsiones.

Las anormalidades de laboratorio que pueden ocurrir después de una sobredosis incluyen elevación de creatinina, nitrógeno ureico en sangre, enzimas hepáticas y bili­rru­bina, trombocitosis, trombocitopenia, eosi­no­filia, leucopenia y prolongación del tiempo de protrombina.

 

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30° C y en lugar seco.

El almacenamiento ocasional a temperaturas superiores a 30°C hasta por 2 meses, no altera el producto.

El color de la solución oscila de amarillo claro a ámbar, dependiendo de la concentración, diluyente y condiciones de conservación utilizadas.

Si se cumplen las recomendaciones citadas, la potencia del producto no se ve afectada por las variaciones de color. Protéjase de la luz.

 

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Literatura exclusiva para médicos.

No se deje al alcance de los niños.

Su venta requiere receta médica.

 

NOMBRE Y DOMICILIO DEL LABORATORIO:

Véase Presentación o Presentaciones.

 

PRESENTACIÓN O PRESENTACIONES:

 

Fuente: S. S. A. Catálogo de Medicamentos Genéricos Intercambiables para farmacias y público en general a junio de 2005.
Con el objeto de demostrar la intercambiabilidad a que se refiere el artículo 75 del reglamento de Insumos para la Salud, los medicamentos que integran el Catálogo de Medicamentos Genéricos Intercambiables han sido comparados, siguiendo los lineamientos indicados por la NOM-177SSA1-1998, contra los productos innovadores o de referencia enlistados en las págs. 31 a 39 donde usted lo podrá consultar.